web analytics
  • Wardog y el Mundo, donde la ficción está un metro por debajo de la realidad.
  • Backup

  • Más Wardog

  • Social cosa

  • Etiquetas

  • Sin publicidad

    Me he cansado de poner publicidad para costear los gastos del blog. Puedo asumirlos por mí mismo. Hago esto por diversión.

    Pero si te apetece pagarme una cerveza, aquí tienes un botón:

    Gracias ;)

    Pero antes sí tenías

  • ¡Cómprame un libro!

    320 páginas de celulosa no retroiluminada vintage con lo que hay aquí y el final de "Un nuevo mundo". No necesita baterías y funciona con casi cualquier luz visible.

    Aviso: El papel puede cortar. Consideradlo una feature de ataque a lusers.

  • Buen leer

    La niña que se tragó una nube tan grande como la torre Eiffel, de Romain Puértolas

    El increíble viaje del faquir que se qeudó atrapado en un armario de IKEA,d e Romain Puértolas

    El último pasajero, del maestro Manel Loureiro

    Tengo una pistola, de Enriqe Rubio

  • Fauna oficinera: Bossus Sisterius Maletucatensis

    Hoy presentamos a un componente de la fauna oficinera que ha de tener toda empresa que se precie: la Bossus Sisterius Maletucatensis.
    Se trata de un espécimen emparentado con el Bossus Supremus, aunque no reúne todas sus características.
    Para distinguir a la Bossus Sisterius Maletucatensis podemos fijarnos en sus principales características, que no únicas:

    • Llega a la oficina al menos una hora tarde. No es definitiva porque los administradores de sistemas tambien llegan a esa hora. O más tarde.
    • Tiene cara de haberse tragado medio litro de leche agria con un sándwich de fuagrás peludo «llevodosmesesenlanevera»
    • Si se la observa usar un ordenador, sólo sabe entrar al programa de gestión y a su enlace a las páginas de la intranet.
    • Es incapaz de recordar un nombre de usuario y una contraseña. Tiene muchas cosas que hacer.
    • Trata a todo compañero de ecosistema como si fuese una ameba, con exigencias ridículas en plan «dime algo y verás»
    • Entre su hermano (recordemos: Bossus Supremus) y ella hay una relación digamos… tensa. Las broncas, amenazas, insultos, lanzamientos de bombonas de butano, etc., son una constante.

    Veamos ahora un ejemplo de cómo se comporta este ejemplar un día cualquiera.
    Llegar a la oficina. Sacar un café.
    Encender el teléfono inalámbrico. Sentarse.
    Respirar hondo. Contar hasta tres.
    El teléfono empieza a sonar.
    -¿Si?
    -Oiyesh Wlardog. – Inconfundible voz. Es Pollamboca. Habla como si se la estuviese chupando a alguien, apenas se la entiende… Le encanta hacerme perder el tiempo con expedientes X. El tono es de «me da asco hablar con seres inferiores».
    -Eshto gno flunciona- una exposición del problema más que clara y concisa.
    -¿Qué es esto, Pollamboca?
    -¡Pluesh eshto, joder! El plrogramma eshte de interné que hicishte tu…
    Se refiere a la Intranet.
    -¿Y qué le pasa?
    -Shale un cartel que dice no se que de que no she pludo clonecstar a algo y…
    La tía sigue rajando… Me conecto con el VNC a su equipo.
    -Plorque yo no shé a shanto de qué tienes que aplaglar el servidor cuando te vlas, porque yo tengo que trlabajlar y así no puedo hacer nada y … ¡Que coño estás haciendo!
    -Abrir el explorador de internet para ver si te funciona la Intranet o no…
    -¡No quiero que toques mi ordenador!
    Ni yo cogerte el teléfono, hija, pero esto es así…
    -Quiero ver cuál es el mensaje de error que te da.
    Le cierro el Word y le abro el Internet Explorer.
    -Pues esto te va perfecto, Pollamboca.
    -¿Esh que te creesh que eshtloy locla?¿Eh?¿Eh? ¡Eshto esh una mierdla! ¡Que yo tlenglo que trabajlar, jodler!
    -Yo tambien. ¿Algo más?
    -¡SI!El airle aclondicionadlo no me flunciona blien. Lo enciendo y se aplaga. Lo aplago y se enciendle.
    -Dale al botón del mando pero apunta al suelo.
    -¿Esh que te crlees que eshtoy tontla?-huelga decir lo que pienso-¡De mi no tle ries tlu, eh?
    -Hazlo.
    -Jloder… Y ahora qule.
    -Dale al mando normalmente. ¿Funciona?
    -Shi ahorua fluncionna. ¿Qué le habbias hecho?
    Estos seres suelen morir en circunstancias extrañas o desaparecer del entorno oficinero por largas temporadas. Y no es de extrañar, pues son individuas consumidoras de primer orden y pretenden ser depredadoras, lo que conlleva a su aniquilación prematura.
    También dan un poco de penica por lo limitado de sus capacidades cognitivas, y por eso, algunas siguen vivas. De momento.

    6 Comentarios esperando que les lleves la contraria. Plantar un comentario.

    No comments yet.

    RSS de los comentarios | TrackBack URL

    Leave a comment

    • No te lo vas a creer, pero hay páginas web que usan cookies. Ésta es una de ellas. Si continúas perdiendo el tiempo aquí, asumiremos que aceptas nuestros malignos ficheros de texto.
    • Vale.
    • Paso.
    • Quiero más información,