web analytics
  • No, no pienso hacer tu trabajo.
  • Backup

  • Más Wardog

  • Social cosa

  • Etiquetas

  • Sin publicidad

    Me he cansado de poner publicidad para costear los gastos del blog. Puedo asumirlos por mí mismo. Hago esto por diversión.

    Pero si te apetece pagarme una cerveza, aquí tienes un botón:

    Gracias ;)

    Pero antes sí tenías

  • ¡Cómprame un libro!

    320 páginas de celulosa no retroiluminada vintage con lo que hay aquí y el final de "Un nuevo mundo". No necesita baterías y funciona con casi cualquier luz visible.

    Aviso: El papel puede cortar. Consideradlo una feature de ataque a lusers.

  • Buen leer

    La niña que se tragó una nube tan grande como la torre Eiffel, de Romain Puértolas

    El increíble viaje del faquir que se qeudó atrapado en un armario de IKEA,d e Romain Puértolas

    El último pasajero, del maestro Manel Loureiro

    Tengo una pistola, de Enriqe Rubio

  • Interludio 2: Pon un diseñador en tu vida

    Si un luser común y corriente ya es porculero de cojones, ahora ponte uno que sea diseñador. El luser diseñador es, con diferencia, el triple de cansaalmas que el luser administrativo, incluso un 27%  más tocapelotas que el luser higiniero.

    Salvemos esas honrosas excepciones que todos conocemos. Esos genios con buen gusto que conocen sus herramientas y el arte les brota a borbotones por las puntas de los dedos, que te cogen un rollo de papel higiénico para pasártelo por la puerta entreabierta del water y te da pena limpiarte el culo con una puta obra de arte. Esos no. A esos no me los toques.

    Me refiero a los otros. A los que se creen divos porque ellos diseñan. Porque chaval, agárrate los cojones bien fuerte con las dos manitas: DI – SE – ÑAN. Dibujan, ponen color, cortan, pegan. Lo más de lo más. Como son diseñadores tan buenos, viven en el entorno más idílico de la empresa. Espacios amplios no, eso es como trabajar al aire libre pero con calefacción. Si te pegas a una pared no ves la de enfrente porque la tapa la curvatura de la tierra. Luz. Luz por todas partes. Hasta los rincones oscuros son luminosos. Les salen haces de luz del ojo de Sauron.

    Todo es armonía, pantones abiertos con gracia y lucimiento, bocetos, pruebas y gente muy seria con un brazo abrazado al vientre y la otra la mano medio así discutiendo sobre el magenta duduá. Y gafas de pasta y libretas Moleskine. Nada que ver con el mundo oscuro, frío y técnico en el que nos desenvolvemos los BOFHs. Aquí cosas como la concreción, la practicidad o la seguridad no tienen cabida. Aquí hablamos de DI – SE – ÑAR.  Así, con guiones y bien separado. Que todo el mundo se entere de una puñetera vez.

    Y encima, Suprakillminds ha recibido elogios por su equipo de diseño. Agárrate los machos. Se han endiosado. Y recordemos que son un 27% más tocapelotas que el luser higiniero estándar.

    A ningún sysadmin se le escapa que si un departamento es clave para el desarrollo de un negocio, hay que darle armas. Y el departamento de diseño tiene armas. Buenos equipos, buenas impresoras, buenos escáneres, tabletas digitalizadoras del tamaño de una cancha de tenis, calibradores de pantalla, disco a porrillo… a capricho.

    Pues como les han dicho que son buenos, ahora son los mejores y sus herramientas indignas de ser usadas por sus divinas manos, miradas por sus ojos bendecidos por Afrodita una noche que se pasó con los Gintonics y el cardamomo, y por su puta madre.

    ¡Bimbambidubi! ¡Dubi!

    -Maison du sistèmes, le ateinde Waggdog, ¿que chatte quiegues?
    -¿Hablas francés?
    -Sólo tacos. Que qué coño quieres, Poshmax.
    -Pues que todo esto es una mierda.
    -A riesgo de arrepentirme: ¿qué es todo esto?
    -La informática.
    -¿Hablas de la profesión, de la industria, de la chavala de prácticas? Mira que si es la chavala, tiene muy mala hostia.
    -Qué gracioso. Me refiero a que nuestros ordenadores son los peores de la empresa.
    -Y claro, eso me lo dice un ingeniero en sistemas titulado por la Universidad Europea de Los Pitufos Maquineros.
    -Ja, ja, y ja. Fíjate cómo me río. Ven al departamento que quiere hablar contigo $Hyperboss.
    -Voy.

    Y allá que me levanto de mi silla, dejando a MKII preguntándose a dónde voy haciendo estiramientos.

    Llego hasta el departamento de pijeño, diseño  y allá que meto el hocico. Todo el equipo reunido en torno a un $Hyperboss sonriente y dando palmadas a su equipo en la espalda por lo bien que lo han hecho.

    -Buenos días, señores y señoras- saludo.
    -Hola Wardog-, me dice $Hyperboss. – Esta gente me dice que no pueden trabajar bien, que sus equipos van muy lentos, y como sabes…
    -El departamento de diseño es vital para esta empresa y todo eso.
    -Bueno, haz que vayan rápido.
    -¿Puedo usar látigos?
    -Los ordenadores, coño.
    -¡Ah! Ya van rápidos. Son Quad Cores de hace cuatro días. Van muy bien.
    -¡Mentira! ¡Tienen mucho tiempo ya! ¡Hay que cambiarlos porque van muy mal!
    -Ya estamos. Vale. Voy a aceptar que cacharros de estas características van mal. Verás lo contento que se va a poner MKII cuando le lleve un  cacharro de estos para sustituir su Celeron. Presupuesto, jefe. Cuánto me puedo gastar.
    -¡Lo que haga falta!
    -Hostias. Cuando le pida para servidores a ver si me dice lo mismo.
    -¡Menos guasa!
    -Vale, vale. A ver, niños, qué se os ofrece-, les digo mientras tomo asiento y cojo una PDA (Papel De Apuntar). Alguien gruñe cuando arranco una hoja a un cuaderno Moleskine y mordisqueo un lápiz de la misma marca. $Hyperboss se marcha con el deber cumplido. Cómo delega el tío.
    -Necesitamos ordenadores MUY rápidos-, me dice un luser. – Que no tarden nada en cargar las cosas.
    -Hecho. Ordenadores estibadores espídicos. Bien. Más.
    -Pantallas grandes y buenas.
    -No me voy a meter yo donde no me llaman, pero 27″ ya es buen tamaño.
    -Sí, vale, de tamaño ya van bien. Pero buenas.
    -Define buenas.
    -Que se vean bien.
    -Buena definición-. Sonríe, el muy idiota.
    -Más.
    -Teclados mecánicos Cherry con lector de DNI-. Poshmax. Para qué abres la puta boca, hijo.
    -$Deity me perdone por cuestionar estas cosas. Pero dime, criatura, para qué coño quieres tú un teclado mecánico Cherry con lector de DNI si no usas más que el intro, que por no usarlo no sabes ni los atajos de Photoshop. Y el lector de DNI seguro que te va a ayudar muchísimo a trabajar.
    -Porque son los mejores.
    -Entonces sí, claro. Teclados Cherry de los mejores. ¿El de 90€ te parece ya bueno o busco uno más caro?
    -Si lo hay mejor, pues el mejor.
    -El más caro entonces.
    -Claro.
    -¿Y tiene que ser un Cherry? ¿No prefieres un Optimux Maximus?
    -Menos coñas.
    -Tú te lo pierdes.

    Hago una pausa dramática y afilo el lápiz con fruición. El dueño parece ser Poshmax.

    -Más cositas.
    -A ver, un plotter nuevo.
    -Claro. Porque el que tenéis está viejo. Dos añitos tiene.
    -Va fatal. Es lentísimo.
    -Es que es un plotter. Si quieres rapidez…- me lo pienso mejor.- Vale. Mira, el mas caro, no?
    -El más rápido y que mejor saque los colores.
    -Define sacar mejor los colores.
    -Tú ya me entiendes.
    -No.
    -Venga, no enredes, Wardog.
    -Que no, que no te pillo, macho. ¿Qué es sacar mejor los colores? ¿Mejor que qué? Que no os importe ser técnicos – digo mirando al corrillo de diseñadores con camisetas hiper hypster.- No soy un experto en esto pero me defiendo. Venga. Decidme cómo coño compro y evalúo un plotter que saque mejor los colores.

    Silencio. Silencio sepulcral. Se miran las uñas perfectamente cortadas, de colores unas, manicura francesa otras. Afilo el lápiz.

    -Entonces, ¿qué? ¿Uno que quede a juego con las pantallas grandes y buenas?
    -Wardog, ya te he dicho que uno que sea rápido y que saque bien los colores.
    -No, bien no. Mejor. Tiene que sacar mejor los colores. Pero, ¿mejor que qué? ¿Que un niño de 3 años con plastidecor? ¿Que el maestro Velázquez?
    -Mejor que el que tenemos.
    -¡Hombre! ¡Ya es algo! ¿Podríais decirme qué cualidades del color imprime mal este e imprimirme una muestra?
    -¿Qué?
    -Para enviar el fichero impreso y la muestra y que me manden una impresión de cada plotter que me digan que va mejor que éste y que alguien del departamento me de el visto bueno.
    -¡Menudo lío!

    El lápiz necesita un poquito más de punta.
    -¡Pues ya me diréis cómo elijo un plotter!
    -¡Joder, Wardog! ¡Si el más caro siempre es el mejor! ¡Coge el más alto de gama!
    -Vale-. Su cara de desconcierto ante mi respuesta es un poema. Qué ricura. A mí qué coño más me da. Si hay carta blanca hay carta blanca.- Dime más cosas.
    -Impresoras lásrr de gran formato, de sublimación y de inyección de tinta.
    -¿No quieres alguna térmica?
    -Vale, pon una también.
    -Y una matricial, ¿no?
    -Mmmm… vale. Pero de gran formato.
    -¿Ocho o veinticuatro?
    -No, no, una.
    -Digo agujas.
    -¿Para qué?
    -Para la matricial.
    -¿Agujas de qué?
    -Nada. La mejor, ¿no? Alta de gama.
    -Claro.

    Poshmax, erigido en líder de los diseñadores, haciendo la compra. Otra afiladita al lápiz.

    -Bien. Más.
    -Tabletas digitalizadoras de gran formato.
    -¿A0 o más grandes?
    -¿Eso cuánto es?
    -Como la vela mayor del Triana Maru.

    Saco punta al lápiz.

    -Entonces vale.
    -Estupendo. Más.
    -Algo para almacenar los datos del departamento.
    -A ver… sois 10, manejáis ficheros monstruosos… Os pediré un NAS con 2 bocas gigabit por lo menos… con 8 discos de 3 teras. Digo yo que con eso bastará.
    -No, yo me refería a grabadoras de Blu-Ray.
    -Pues también, hombre. Qué cojones. ¿Unos disquitos USB?
    -Vale.
    -¿Ratones queréis?
    -Claro, te lo iba a decir ahora. Uno bueno.
    -De por lo menos 6000dpi. Que esos son caros de cojones.
    -Vale, pero si puede ser blanco, mejor.
    -Más cosas.
    -A ver… pantalla, ordenador, teclado, plotter, impresoras, grabadores…. creo que no se me olvida nada…
    -Altavoces, se os han olvidado los altavoces-, le digo con la vista fija en la viruta que sale de afilar el lápiz.
    -¡Eso!
    -Claro. Dibujar sin música debe ser un rollo.
    -Por supuesto.
    -¿Siete punto uno con subwoofer?
    -Sí, unos de esos.
    -Por puesto, imagino.
    -Claro, claro, esto es para cada uno.
    -Vale, diez juegos de altavoces siete punto uno para diseño. Más cosas, señores, que vayan mal o que haya que comprar nuevo porque ya no mole nada.
    -Pues ya no se me ocurre nada más…
    -Bueno, pues entonces ya está. Con su permiso, me retiro-, digo mientras me levanto.- He de meditar qué compro para ustedes.
    -Er… Wardog, ¿me devuelves el Moleskine?
    -¿Lo cualo?
    -El lápiz.
    -¡Ah! Toma. Menuda mierda de lápiz, macho, no duran nada-, le digo y le tiendo un lápiz tres veces más pequeño que hace un rato.

    Subo al departamento de informática salivando de placer. Desde la otra punta del pasillo le grito a MKII:

    -¡Maquiiii! ¡Que vamos a tener Quad Cores para ti y para mi!
    -¡Hostias! ¿A quién te has follado?
    -No, vendrán del departamento de diseño. Mira lo que hay que pedirles-. Le tiro la nota en su mesa cuando llego. La lee con desconfianza.
    -¿Qué pone aquí? ¿El plotter más caro que encontremos? ¿Cómo que el más caro?
    -El más caro, macho. Dicho por el diseñador padre.
    -¿Teclados Cherry? ¿Para diseño?
    -Son los más caros que conocía el tontoloshuevos de Poshmax y por lo tanto los mejores.
    -Estamos apañados.
    -No veas. Preparo el presupuesto que se lo voy a presentar directamente a $Hyperboss, que se ha empeñado en tutelar el parto.
    -¿Sí? Pues ale, Wardog, tú mismo.

    Busco y busco todo lo que me piden, consigo los precios, monto el documento, miro la cifra final, me carcajeo durante un rato largo. Miro la cifra otra vez, doy un sorbo satisfecho al café y me voy a buscar a $Hyperboss. Lo encuentro rezongando en su despacho, mirando el periódico, como debe hacer todo buen jefe.

    -Hola, $Hyperboss. Aquí está el presupuesto para que me lo apruebe.
    -¿Presupuesto de qué?
    -Coñe, de lo de diseño.
    -Hombre, haberlo comprado directamente, ¿no?
    -No, que luego vienen los ruidos.
    -Mira los papeles distraído hasta que ve la cifra final- da un respingo. -¿Pero qué es esto?
    -Coñe, pues lo que me han pedido los de diseño.
    -¿Y tú no les paras los pies? ¿Con lo que tú eres?
    -¿Yo? ¡Un santo!
    -Por los cojones. Vamos a ver, quita cosas de aquí.
    -A mi no me mire, oiga, que yo soy un pobre informático. Las reclamaciones al departamento de diseño.
    -Ahora mismo les llamo.

    Marca el hombre el número de teléfono de Poshmax. A que va a tener cargo y todo el colega…

    -Oye, Poshmax-, dice el jefe cuando descuelgan al otro lado.- ¿Qué coño has pedido? Ya. Pues Wardog me ha traído aquí un presupuesto desproporcionado. No sé, espera que se lo pregunto. Wardog, ¿de dónde te has sacado estos precios? ¿Cuánto te llevas de comisión?
    -Los precios me los ha dado el departamento de compras. Lo mismo se llevan ellos una comisión de la hostia. O a ver si va a ser que algún desgraciado se ha empeñado en que lo más caro es lo mejor.
    -Bueno, bueno, a ver Poshmax, ¿tú estás seguro de que todo lo que has pedido os va a permitir ser más eficaces? ¿No podemos ahorrar algo? Bueno. Aham, vale, yo se lo digo. Venga,  adiós.
    -Ansioso estoy.
    -Que no hace falta que compres los teclados.
    -Bueno, pues ya son casi 1000€ menos.
    -Pues vaya mierda de ahorro.  En fin, toma, anda, cómpralo. Lo que te gustan los cacharritos.
    -Y dale. Yo estaba tan pancho en mi despacho y alguien me llamó porque otro alguien decidió que con sus cacharros no puede seguir trabajando. Es más, una cosa le digo: si estos mejoran el rendimiento, yo les pago los teclados.
    -Veeeenga, que esa gente tiene que trabajaaaaar…

    Me largo del despacho sin decir más. Paso por compras y le dejo el presupuesto al que compra las cosas firmado por $Hyperboss y el pobre se queda blanco. Ni que el dinero fuese suyo, vamos.

    Casi un mes después llegan todos los cacharros nuevos. Claro, algunos había que pedirlos muy lejos o los tenían que fabrica a posta.  Montamos los ordenadores para los diseñadores: Intel Core i7 3970 con 16GB de RAM, discos SSD de 480GB, aceleradora de 500€ para que les vayan bien sus aplicaciones gráficas. Un tiro, vamos.

    Monto los trastos en el departamento durante un día completo en el que los mandamos a tomar por culo a su casa porque allí no se iba a poder trabajar. Todo montado, probado, licenciado, funcionando, servidores cargados con datos de usuarios. Con un par de horas extra, me quedo en silencio en el medio del inmenso departamento de diseño, con los PCs apagados y sólo el leve zumbido del NAS del departamento, saboreando el trabajo bien hecho.

    Al día siguiente, tras despachar en 20 minutos a un contable que se empeñaba en que  si a un millón le restas 201.000, la cifra resultante debería empezar por ocho, vuelve a sonar el teléfono. Descuelgo y sorbo un poco de café. Frío. Odio a los contables.

    -Sistemas dosidós, cuenta conmigo.
    -Este ordenador va muy lento.
    -Buenos días, desgraciado. ¿Qué coño me estás diciendo?
    -Que este ordenador va muy lento, ya me ha oído.
    -Ya, pero es que no me lo creo porque es imposible que ese pedazo de mula que tienes no pueda volar haciendo tu trabajo.
    -Pues créetelo.
    -Voy.

    MKII levanta una ceja cuando ve que me voy refunfuñando por el pasillo.Ya sabe cuándo va a haber fiesta y sé que se vendrá a pasárselo bien, el canalla.

    Llego al departamento y me veo a Poshmax hablando en susurros con $Hyperboss. Esto no se hace, coño.

    -¿Qué pasa aquí?- espeto sin más saludos.
    -Otra vez. Que va lento. Pruébalo.
    -A ver…- Abro un fichero PSD monstruoso desde el NAS. Carga en un pedo. Me pongo a hacerle perrerías y aquello vuela. Abro un fichero CAD. Render 3D. Vuela. Pues sí que va mal. Esto mola un montón. Reinicio el sistema. Ni me creo lo rápido que ha cargado la mierda esta. Poshmax y $Hyperboss me miran muy enfadados mientras yo sonrío porque estoy disfrutando de la máquina. Por fin decido que aquello va bien y me retiro. – ¿Qué coño es lo que va mal aquí?
    -Esto va muy lento. Mira:- se saca un pendrive andrajoso del bolsillo y lo conecta. Lo abre, hay un fichero PSD de algo más de 500MB. Lo abre. Tarda un rato en cargar, pero nada desesperante, no llega a un minuto.- ¿Ves? ¿VES? ¡Así no se puede trabajar!
    -Quita, escombro-. Le empujo de la silla. Cierro el programa y copio el fichero del pendrive al disco SSD. Lo abro. Miro a Poshmax.- Míralo otra vez-. Vuelvo a cerrar y a abrir a la velocidad del rayo. Miro a $Hyperboss. – Mire, ahora sin manos-. Cierro el programa de los cojones y tiro una goma de borrar al intro. Se abre antes de que rebote la goma contra la pantalla.
    -¡A mi me va más lento!
    -Porque eres idiota. Cópialo al disco duro y no trabajes desde el pendrive.
    -¡No!
    -Pues entonces que te jodan.
    -¡Es que se llena!
    -Pasa los trabajos terminados al NAS.
    -No, yo quiero tener mis trabajos en mi ordenador.
    -Pues a ver cómo lo haces sin usar el disco duro, genio.
    -Pues en el disco externo.
    -Que va por USB. $Hyperboss, si está aquí para echarme la bronca porque «me he gastado una fortuna en unos aparatos carísimos y esto no ha servido para nada» y tiene cosas más importantes que hacer que esperar aquí a que desmonte payasadas una por una, ya puede ir desfilando. Porque éste dibujará de puta madre a lápiz, pero de herramientas informáticas, ni puta idea.
    -Errr… no, si yo…
    -Pues quédese-. Mi cabreo a estas alturas es considerable. Café frío. Y me tocan los huevos con déficit de cafeína en vena. Ésto no se hace.- A ver, despojo, si te compras un Ferrari y le enganchas un remolque cargado con cinco toneladas de estiércol, no se portaá como un Ferrari. ¿Lo entiendes?
    -Pues no sé dónde está el Ferrari, listo, porque aquí siempre trabajamos con los discos externos y nunca ha ido tan lento.
    -Te digo que sigues siendo tonto. Que si quieres que corra, los ficheros con los que estés trabajando en el disco duro. Si no, al NAS. Si trabajas desde USB, irás lento.
    -Eso no es así. Hay ficheros que van lentos desde el disco duro.
    -Enséñame uno. Venga. Te reto. Me apuesto el pene de $Hyperboss.
    -Verás-. Busca un fichero en su disco USB y le hace doble clic.
    -No. Cópialo al disco duro-. Gruñe y lo copia en su carpeta de documentos. -Ábrelo.
    -Ya verás-. Le da doble clic y $Hyperboss respira aliviado porque va a conservar su pene.
    -Pues antes iba lento-. Exasperante.
    -Porque lo estabas abr… porque eres idiota.
    -Pueeeeees… ¡pues el plotter va mal!
    -¿El nuevo?
    -Sí. seguro que es de la serie de consumo.
    -Sí, un plotter de serie de consumo. En sesenta pulgadas. Claro, en mi casa tengo dos, uno en el aseo y otro en la despensa.
    -Pues no saca bien ni un color. Mira.
    -Imprime un dibujo y efectivamente, no se parece a lo que hay en pantalla.
    -¡Wardog! ¡Eso sí que no puede ser! ¡Los colores tienen que ser exactos!
    -Por supuesto, $Hyperboss.  Por eso tomé la precaución de comprar calibradores de pantalla y ajustarlas a una calibración estándar compatible con el plotter. Todo esto sin tener ni puta idea de colorimetría ni polladas.
    -¡Pues está claro que no ha servido para nada y que me has jodido el trabajo de todo el día!- me grita muy indignado.
    -Punto uno: eres idiota.
    -¡Wardog!- me ladra $Hyperboss. Le ignoro.
    -Punto dos: aparte de ser idiota, no tienes ni puta idea de hacer tu trabajo.
    -¡Esto sí que no, eh, $Hyperboss! ¡Esto sí que no!- le tiembla la voz por la tensión.
    -Mira, capullito, esto que ves en la mesa es un monitor de 900€. Es la puta repanocha en imagen. Esto da una fidelidad de color jamás vista por ojos indignos como los tuyos. Y estaba calibrada. Algún gilipollas ha tocado el brillo, el contraste y la gamma y ésto se ha ido a tomar por culo.
    -¡Es que a mi me gusta con mucha luz!
    -¿Ves cómo eres idiota? La pantalla no ha de tener mucha luz. El negro ha de ser negro, el blanco blanco como el soporte donde vas a imprimir. Punto. No hay más.
    -¡Pues todas las impresoras nuevas están mal!
    -Que no, que el defectuoso eres tú. Que estaba calibrado y probado con espectrofotómetro. Clavao, ya te lo digo yo.
    -¡Mentira!
    -Verás-. Restauro la pantalla a la calibración original e imprimo. Calcado a lo que hay en la pantalla.- ¿Ves?
    -¡Es que eso es trampa! ¡Has configurado la pantalla para que sea igual que en el papel!
    -¿Ves cómo eres idiota? No es trampa. Es lógica-. $Hyperboss chasque la lengua.
    -Es que estos ordenadores no sirven para diseño, son muy complicados. Si fueran MACs…
    -Aaaaaacabáaaaaramos. Que son más chulos. enséñame un MAC con unas capacidades como éstas por el mismo precio.
    -Pues un MAC pro…
    -Y ahora me cuentas, de paso, cómo vas a ejecutar las aplicaciones sectoriales de prototipado que sólo van en Windows…
    -¿Ves cómo el que no sabes eres tú? ¡Virtualizando! ¿Sabes lo que es eso?
    -Más tonto y no naces. Que te den. Yo me largo que no estoy de humor para más tonterías.
    -¡Esto me lo tienes que solucionar! ¡No se puede dibujar! ¡Se atasca! ¡Mira!
    -¿El qué?
    -¡Mira lo mal que va! No se puede hacer ni una línea recta con este ratón-. Se pone a dibujar e intenta dibujar una recta horizontal. Se le tuerce arriba y abajo. Una y otra vez. Lo intenta. Coge una regla, apoya el ratón en la regla, pero como es curvo, se le gira y la línea se va hacia abajo. -¿Ves? ¿Tú te crees que se puede trabajar así?
    -Sí. aparta, zarrio. Mira-. mayúsculas. Pinchar, arrastrar. Recta perfecta.
    -¿Cómo has hecho eso? ¡Lo traías preparado!
    -Claro, ya sabía yo de antemano las idioteces que me ibas a soltar. No te jode…
    -Y la red va fatal… no se puede descargar nada.
    -Vale, ya, mira. Déjalo. Ahora mismo tu departamento tiene un hardware tan sobredimensionado que más os vale no quejaros hasta dentro de 5 años.
    -Yo me niego a trabajar en estas condiciones.
    -Pues no trabajes.
    -$Hyperboss, ¡dígale algo!
    -¿Qué es eso de que la red va mal?
    -¡Que va muy lenta!
    -Falso. Mire. Cojo todos los ficheros que antes copiamos al disco duro y los echo al NAS. Se copian en menos que canta un gallo. – Acabo de pasar más de 1GB al servidor de disco. No va lento. Lo que pasa es que Poshmax tiene limitado el ancho de banda de internet.
    -¡Así que por eso me va lento! ¡Me tenéis manía!
    -Mucha. Es más, espera…- abro un cajón de Poshmax, levanto un montón de papeles y saco media docena de DVDs que le doy a $Hyperboss. – Eso, $Hyperboss, es la colección de porno que había en el ordenador viejo de Poshmax ocupando el espacio que no ocupaban los ficheros de trabajo. Por eso le restringimos el acceso a la red y ocho docenas de dominios porno.
    -¡Eso no es mío! ¡Lo ha puesto ahí a posta!
    -Si quiere le enseño la colección de logs. Además, los compañeros de Poshmax no se quejan y tienen las mismas condiciones que él…
    -¡Basta ya! ¡Cada uno a su sitio!- Sonrío.
    -Pero $Hyperboss…
    -Ni una tontería más, ¿eh? ¡Ni una!
    -Pero… pero…
    -Esto va rápido, que lo he visto yo ahora mismo-. Sonrío. Menos mal, coño.- No sé cómo iría antes pero ahora va bien ¡así que a trabajar!
    -Pero un MAC…
    -¡Ni peros ni hostias! ¡Aquí no se desperdicia ni un duro más o ruedan cabezas! ¿Todo lo que se ha comprado hacía falta?
    -¡Pues claro! ¿Por quién me ha tomado? ¡He pedido lo mínimo imprescindible!
    -¡Venga! ¡Pues a trabajar!

    No, demasiado tentador. No puedo. No debo dejarlo correr.

    -Poshmax, anda, salao. Enséñale lo bien que va la matricial a $Hyperboss, anda, que yo voy a sacarme un café.

    Salgo del departamento justo cuando la matricial monstruosa empieza a rugir y $hyperboss ruge como una mala bestia. MKII estaba apostado en la puerta doblado de la risa.

    -¿Y el Zen? Te he visto alteradillo.
    -No me vengas a tocar los huevos tú también y págate un café.
    -Va. Pero lo de la matricial ha sido un gasto inútil, ya no las gastamos ni en administración.
    -Es de demo. Todavía no se me ha pegado la idiotez.

    110 Comentarios esperando que les lleves la contraria. Plantar un comentario.

    No comments yet.

    RSS de los comentarios | TrackBack URL

    Leave a comment

    • No te lo vas a creer, pero hay páginas web que usan cookies. Ésta es una de ellas. Si continúas perdiendo el tiempo aquí, asumiremos que aceptas nuestros malignos ficheros de texto.
    • Vale.
    • Paso.
    • Quiero más información,