web analytics
  • No, no pienso hacer tu trabajo.
  • Backup

  • Más Wardog

  • Social cosa

  • Etiquetas

  • Sin publicidad

    Me he cansado de poner publicidad para costear los gastos del blog. Puedo asumirlos por mí mismo. Hago esto por diversión.

    Pero si te apetece pagarme una cerveza, aquí tienes un botón:

    Gracias ;)

    Pero antes sí tenías

  • ¡Cómprame un libro!

    320 páginas de celulosa no retroiluminada vintage con lo que hay aquí y el final de "Un nuevo mundo". No necesita baterías y funciona con casi cualquier luz visible.

    Aviso: El papel puede cortar. Consideradlo una feature de ataque a lusers.

  • Buen leer

    La niña que se tragó una nube tan grande como la torre Eiffel, de Romain Puértolas

    El increíble viaje del faquir que se qeudó atrapado en un armario de IKEA,d e Romain Puértolas

    El último pasajero, del maestro Manel Loureiro

    Tengo una pistola, de Enriqe Rubio

  • Wardog: The return

    Ea, ya he vuelto. Ya estoy online otra vez y no he tocado un ordenador en el proceso. Vengo reseteado como una cosa mala.
    Las vacaciones bien. Poco esfuerzo físico, poco esfuerzo intelectual, buen yantar. Videojuegos simplones, Mortadelo y Filemón y El Jueves. Vuelvo a sentir mi cabeza como parte de mí mismo.
    Dentro de un rato empiezo a currar de nuevo y aquí estoy, en la cama, con el PDA, con la Chuchi durmiendo como una bendita y yo con el sueño cambiado y sin pegar ojo.
    Que verás tú qué risa durante el día…
    Las vacaciones ya digo que bien. Lanzarote muy bonito, preciosos paisajes desolados por los volcanes, papas arrugás, potaje, playa, piscina,macrohotel… Lo típico… Me cachean en el aeropuerto, taxistas kamikaze a bordo de coches con más de medio millón de kilómetros, autobuses redefiniendo la física, 40 céntimos por mear, excursiones, redefinición de concepto «no cabe», investigaciones sobre la aritmética de la limpiadora del hotel… Esas cosas.
    Lo raro es que este año no he podido usar mi propia piel para escribir cartas a la familia… Factor 40 y se acabó.
    Y dentro de un rato a currar. Acojonado vengo, oiga. Ni una llamada en todo el mes. So pena que hayan hecho todo correctamente, o que Miniyo sea un crack en la sombra, aquí pasa algo raro. Pongámonos en situación:
    Te has perdido en una ciudad extraña, de noche, y sin darte cuenta estás en un callejón oscuro. Silencio. No se mueve una paja. Presientes que algo malo se avecina.
    Bueno, valentía. Avanzas porque otra no te queda. Crees ver algo que se mueve tras un contenedor de basura. Sigues caminando. De repente se planta frenteva ti un pavo con un cuchillo en una mano, un orinal en la otra, ataviado con un tanga de leopardo, con un chorretón de sudor corriéndole por el muslo p’abajo, chanclas de piscina de esas tan cucas de las rayas azules, despegadas por un lado; sombrero de pescador tupido de cáscaras de mejillones y una perilla rosa. Y acercándote el cuchillo a la jeta te requiere insistentemente los cordones de los zapatos y que le cantes la de bulería.
    Bueno, es lo que esperabas. O casi, recordemos que una llamada de Killminds nunca es convencional. Pero bueno, pese a que te ha dado un susto de muerte, era lo que te esperabas. Lo normal. Lo que pasa siempre.
    Pero no, amigos. No me ha salido nadie por el callejón. He pasado por el contenedor y casi he llegado al final de la calle, respiro hondo y dejo de apretar el culo.
    ¿Qué pasará?
    ¿Saldré de callejón indemne y feliz?
    ¿Me atracará toda la manada al completo al doblar la esquina?
    Luego os lo cuento…

    14 Comentarios esperando que les lleves la contraria. Plantar un comentario.

    No comments yet.

    RSS de los comentarios | TrackBack URL

    Leave a comment

    • No te lo vas a creer, pero hay páginas web que usan cookies. Ésta es una de ellas. Si continúas perdiendo el tiempo aquí, asumiremos que aceptas nuestros malignos ficheros de texto.
    • Vale.
    • Paso.
    • Quiero más información,