web analytics
  • Tienes más peligro que el bautizo de un gremlin.
  • Backup

  • Más Wardog

  • Social cosa

  • Etiquetas

  • Sin publicidad

    Me he cansado de poner publicidad para costear los gastos del blog. Puedo asumirlos por mí mismo. Hago esto por diversión.

    Pero si te apetece pagarme una cerveza, aquí tienes un botón:

    Gracias ;)

    Pero antes sí tenías

  • ¡Cómprame un libro!

    320 páginas de celulosa no retroiluminada vintage con lo que hay aquí y el final de "Un nuevo mundo". No necesita baterías y funciona con casi cualquier luz visible.

    Aviso: El papel puede cortar. Consideradlo una feature de ataque a lusers.

  • Buen leer

    La niña que se tragó una nube tan grande como la torre Eiffel, de Romain Puértolas

    El increíble viaje del faquir que se qeudó atrapado en un armario de IKEA,d e Romain Puértolas

    El último pasajero, del maestro Manel Loureiro

    Tengo una pistola, de Enriqe Rubio

  • Round two: Hackers reloaded.

    El episodio del post anterior tuvo gracia. Yo me reí mucho, desde luego. Y como yo, media oficina. Pero el “problema” de fondo es que $Boss va a por mí. Si alguien no se había dado cuenta ya se lo digo yo. Esto es una guerra encarnizada encubierta. Y me encanta. Es lo que te da el BOFH-Zen, que al final, todo te la suda tanto que siempre se ve el lado positivo.

    $Boss ataca duro. Es un jefe de la vieja escuela, de los que piensan que si entre los empleados hay alguien que sepa más que él, es un peligro en potencia. Un jefe consciente de las ventajas de tener personal cualificado entre sus empleados, aprovecharía a esos empleados, no se dedicaría a hacerles la vida imposible. O al menos a intentarlo. Y no me refiero solamente a un servidor, sino a varios empleados más de la empresa. Al que despunta en eficacia, previsión, inteligencia o buen hacer, se lo funden. De hecho, en los últimos años han dimitido varios de estos trabajadores y han sido sustituidos por paquetes de 3 o más imbéciles. Por lo tanto, el índice de imbecilidad ha crecido un 300%, pero aún queda lejos el nivel de implosión.

    Sin embargo, no es algo que a mí me preocupe lo más mínimo. Cada vez que intentan algo contra mí, yo saco beneficio. Esto es por dos razones. La primera es que nunca pierdo los papeles, aunque eso suponga morderme la lengua y contar hasta cien. La segunda es que no dejo que me enfade y dedico mis esfuerzos a conseguir beneficio propio. BOFH-Zen avanzado.

    El $Boss estima que, dado que estoy colocado en una situación de poder, soy peligroso para la empresa. Esto es así aún cuando nunca he utilizado dicha situación de poder en mi beneficio motu propio. Me explico para que los reaccionarios no se me tiren a la yugular: si no me tocas los huevos, yo me quedo tan tranquilo. Vamos, que yo me dedico a hacer mi trabajo y no me meto con nadie, mantengo los lusers a raya y a todo el mundo trabajando. Evito desastres, mejoro aplicaciones, optimizo constantemente sistemas, hago patrullas de seguridad, resuelvo incidencias, negocio con proveedores… vamos, que TODO lo que tenga que ver mínimamente con informática lo resuelvo yo.  Ahora bien, a mi no me pisotea ni $Deity con botas de clavos. Asuntos como el de El Máquiname tocan la moral hasta niveles insospechados. Y entonces es cuando suenan las trompetas y suelto a la caballería.

    Obviamente, eso cabrea aún más a $Boss, porque resulta que no puede seguir haciéndome la vida imposible si no tiene un repuesto que me sustituya. Y ojo que no estoy diciendo que yo sea imprescindible. Nada más lejos de la realidad. Cualquiera que tenga sentido común y los conocimientos apropiados de sistemas puede hacer mi trabajo con una formación mínima, para adaptarle a los sistemas específicos y manías de la empresa. Y esto lo sabe $Boss, porque últimamente, y conforme están las cosas con el tema de la crisis y demás, estoy viendo mucho “especialista en informática” por aquí. Y es que el pobre hombre aún se piensa que esto de la administración de sistemas es algo que puede hacer cualquiera, y no. No, esto es una profesión específica que requiere dedicación completa, más aún con la infraestuctura que tiene Killminds, casi tan extensa como precaria.

    Están apareciendo muchos “informáticos”. Es curioso que un $Boss con una experiencia de tantísimos años, contrate “sustitutos” por el método de prueba y error. Bueno, en realidad no es tan curioso. Todos los que me están entrando a tocar los huevos mantienen una relación directa con la familia de $Boss. Son amiguetes, primos, vecinos, etc. $Deity los cría y ellos solitos se arrejuntan. ¿Por qué son personas de confianza? Porque resulta mucho más fácil decirle a alguien de confianza: “Tienes que cargarte a Wardog” que decírselo a alguien plenamente competente. Una persona competente y seria no acepta un trabajo en el que el principal requisito sea cargarse a alguien, sino más bien lo contrario.

    Pero claro, debido a mi situación de poder, quieran o no, manejo información privilegiada. Es cuestión de supervivencia y de que me la dan sin pedirla. Y sé cosas que ni siquiera se imaginan. Por supuesto, repito, no utilizo dicha información en beneficio propio si no es necesario para evitar un ataque. Y la información que poseo ahora mismo, me dice que toree, que valdrá la pena. Y en eso estamos. Toreando. Que tiene huevos.

    Charlie V, ahora con sus dos monitores a pleno rendimiento, está haciendo el trabajo para el que ha sido contratado: tocarme los huevos. El tío es bueno. ya he perdido la cuenta de la de dominios que he metido en la lista negra por su culpa. Tengo a Gandalf agotado de tanto salir diciendo eso de “No puedes pasaaaaar”. Además, que tanta página y tanto foro sobre hacking al final le va a sorber el seso. Y si le vuelvo a ver escribir un Fork Bomb en la consola de Windows me voy a mear de la risa.

    El muchacho ha intentado en repetidísimas ocasiones acceder como administrador al servidor de aplicaciones para vaya usted a saber qué fines perversos. Claro, que, puesto que sólo se puede acceder como administrador desde ciertos equipos y la contraseña es pelín compleja… pues el muchacho está ahí dale que dale. He de decir que el chico es voluntarioso.

    Y es que está intentando el muchacho todo lo que aparece en Google como resultado de hacking. Ha intentado hacer inyecciones SQL. Loable, desde luego, pero lo que pasa es que no sabe SQL, y desde luego, de nada le serviría inyectar SQL.

    Claro, con su usuario, ha intentado acceder a las carpetas “comprometidas” del servidor. Y lo ha intentado mil veces, intentando reventarlo con las mil contraseñas que se le ocurren al muchacho. Pobrico. Debe ser frustrante.

    Y yo le dejo. De hecho, lo he disfrutado. Además, el chico tiene amigos que “entienden” de informática y le han ayudado mucho. Han intentado un ataque desde fuera y todo. Más moooonos… De hecho habilité un servidor telnet para que jueguen. Pero coño, no sé por qué se asustan por un simple mensajito de bienvenida amable como “Acceso no autorizado. Dirección IP logueada, se ha envidado notificación a la Unidad de Delitos Informáticos de la Guardia Civil.” Caguetas…

    Entre los correos que recibe Charlie V (que obviamente hacen una paradita temporal porque ¡OH! el servidor de correo los identifica como SPAM y yo tengo que revisarlos, le han llegado unos documentos que le explican cómo loguearse en un servidor SMTP y mandar correos de forma anónima. Y claro que le deja. Lo que pasa es que todo lo que manda va a parar a la misma cuenta. Y no veas tú las cosas que dice el muchacho que yo digo. Qué cosas tan feas y soeces y qué direcciones tan altas en la jerarquía quiere poner como destino.

    Oigs. Pero el tío es duro, y realmente quiere reventar el sistema para poder decir “¡Ha, Ha! ¡Te he hackeado! ” Un día hasta se vino con su portátil y todo. Pero se conoce que se hizo la picha un lío con el tema de las direcciones IP. Porque me llamó para que se lo metiera en la red.

    -¿Y para qué quieres meter este cacharro en la red?
    -Porque tengo mucho trabajo y así me llevo algo para casa.
    -Ahm, pues entonces vale. Dame un minuto.

    Conecto su PC a la red y comparto toooodo su disco duro.

    Al poco, el muchacho envía un mail desde su PC del trabajo a un colega suyo que decía más o menos:

    “Oye, tronco, que esto de la ingeniería social es la hostia. El muy gilipollas me ha conectado el PC a la red. Ahora sí que se va a cagar, porque en mi portátil sí que puedo entrar como administrador, como me dijiste anoche y borrar unas cuantas cosas para que le caiga un puro. Este me va a durar dos asaltos, ya verás.”

    Ole, con dos cojones. Pues nada, hombre, este email que salga a su destinatario. Con copia al gerentey al gran $Boss, con todo mi cariño. Y ahora vamos a por tí, majete. A ver… qué bonito disco duro tienes en el portátil… msip, lo que pasa es que está un poco sucio. Veamos si podemos borrar todo esto para que vaya más rápido… ¡Uy! ¡Fíjate! ¡Si se puede! Hala, hala, esto para que veas que no soy rencoroso, hombre.

    Y ahora, veamos… ¿estaba funcionando el capturador de pantallas? ¡Anda! ¡Pues sí! ¡Qué cosas! ¿Cuánto habrá grabado? ¿Sólo 30 GB? ¡Vaya mierda! Ah, no, que el xvid compribe que da hasta miedo. Vale, vale. Uy fíjateeee… la de cosas malas que ha estado haciendo el chico. Y fíjate, ha estado un montón de tiempo hablando con el messenger.  ¿Y qué dice aquí del $Boss? ¿Que es un gilipollas que va a pagarte 6000€ sólo por reventar el sistema? ¿Que eso te lo haces tú con la minga? Uy qué mal, qué mal… Que el administrador del sistema tiene un empane que no se tiene, que no tiene ni puta idea de nada y que hace scon él lo que quieres…¿Y aquí qué dice? ¿Que vaya panda de subnormales trabajan en esta empresa? ¿Que parece que están todos tarados? ¡Eso sí que no! ¡Pero bueno!  ¡Nadie se mete con mis lusers! ¡Qué falta de respeto! Mmm… ¿Dónde tenía yo el VirtualDUB?

    ¡Trimpititrin! ¡Trimpititrin! ¡Trimpititrin!

    -Sistemas…
    -Wardog… soy Misifú…
    -Dime.
    -Nada, que he recibido un email muy raro de Charlie V…
    -¡Ah, si! Es que eso lo ha parado el servidor de correo porque tiene un contenido cuando menos sospechoso. Por lo que puedo intuir, Charlie V quiere comprometer la seguridad del sistema y borrar datos a diestro y siniestro.
    -¿Cómo?
    -Pues eso. Que quiere reventar la seguridad para hacer un destrozo.
    -¡No me jodas! ¿Y no dices nada?
    -Hombre, tú sabes que yo soy muy discreto, y más cuando son órdenes del $Boss…
    -¿Que te ha dicho el $Boss que no digas nada? ¿Por qué?
    -No, el $Boss le ha dicho a Charlie V que reviente el sistema.
    -¡Venga ya! No me lo puedo creer… ¿y por qué iba a hacer eso?
    -Porque le tengo hasta los huevos y me lleva buscando las cosquillas un montón de tiempo a ver si le presento la cartita de dimisión para librarse de mí.
    -Eso es una paranoia tuya, hombre…
    -Mmmmnop.
    -¿Tienes pruebas de lo que estás diciendo?
    -Concluyentes no. Circunstanciales.
    -Joder… ¿Y qué beneficio va a sacar $Boss si tú dimites?
    -No pagarme la indemnización por despedirme en condiciones, evitar todos los gastos que provoco, no tener que discutir conmigo cuando se le pone en los huebos una gilipollez, dejar de comprar cacharritos, superación personal, un orgasmo… ¡qué se yo! ¡Pueden ser mil cosas! ¡A lo mejor huelo mal!
    -No sé… no creo yo que…
    -Por cierto… ¡Hola $Boss!
    -¿Está ahí contigo?
    -No, está escuchando la conversación desde hace un rato, cuando bajó el volumen y se oyó ese ruidito.
    -¿$Boss? ¿Está usted ahi?

    De repente sube el volumen del auricular de nuevo.

    -Ya se ha ido. Ya no está con nosotros.
    -Wardog, esto es muy raro. Si es verdad eso que dices, se parece mucho a…
    -Mobbing. Pero tranquilo, que no voy a denunciar. Porque no me va a despedir. Ni voy a dimitir.

    Misifú respira aliviado.

    -Eso dice mucho de tí. Voy a hablar con Charlie V, a ver qué tiene que decir de éste correo.
    -Hala, que se te dé bien la paliza, majo.

    Clic. Veamos… Evaluemos la situación… Por un lado tenemos a Misifú echándole la bulla a Charlie V. Por otro, tenemos a $Boss con el culo al aire. Claro, esto podría ser una invención mía y quedar entre los cuatro. Charlie V sigue trabajando sin meterse en berenjenales y a mí me dejan tranquilo. Porque está visto que con adversarios tan versados en estas lides no van a poder conmigo. Una vez más, sin tirarme el moco, sino porque sencillamente, Trufo es mucho más inteligente.

    ¡Trimpititrin! ¡Trimpititrin! ¡Trimpititrin!

    -Sistemas…
    -¡Oye tú! ¿Qué cojones vas diciendo por ahí de que yo quiero borrar datos? ¿Tú sabes la bronca que me han echado?
    -Te la merecías, por gilipollas. Pero si quieres hablar, hablamos. Vente, majo, vente.
    -¡Voy! ¡Claro que voy!
    -Aquí te espero.

    Increíble lo poco que tardó el notas. Inflado como un gato asustado, chispas por los ojos. Le espero de pie y le tiendo la mano. El muy gilipollas me da un empujón al grito de “¿Pero tú de qué vas?” Por $Deity, qué agresivo. Claro, que, cuando uno tiene una madre como la mía… hay cosas que se desarrollan una barbaridad. Mi mamá, a la que quiero un montón, es de las de capón en ristre. A la que armaba una, por mínima que fuera, lanzaba un capón con el sello de oro directamente a la frente. Por eso todos los hermanos tenemos unos reflejos felinos. Al recibir el empujón evité la caída agarrándome a los pezones de Charlie V. Y sólo para mantener el equilibrio los retorcí algo más de noventa grados.

    -¿Más tranquilo, Charlie?
    -Vete a la mierda…- me espeta mientras se levanta del suelo.
    -A ver, ¿cuál es el problema?
    -¿Por qué le has dicho al gerente que quiero reventar el sistema?
    -Porque es lo que estás intentando hacer desde que llegaste.
    -¡Mentira! ¡No tienes pruebas!
    -A ver. ¿Sabes lo que es un log?
    -Pues claro.
    -¿Sabes cuántos guardo?
    -Uno o dos.
    -Ya quisieras. Desde que entraste, majete, te estoy auditando. Sé qué has hecho, por qué carpetas has navegado, en cuáles has entrado, que has intentado borrar, las veces que has querido acceder a mi equipo personal, con qué usuarios y con qué contraseñas, las veces que has hecho lo propio con los servidores, los intentos de tus colegas de colarse desde fuera, los mails que has querido mandar de manera anónima. Incluso, los intentos de Fork Bomb en un equipo Windows. Que hay que ser imbécil.
    -Pero eso no demuestra nada. No puedes demostrar que he sido yo.
    -Ah, así que has sido tú. Qué cosas. Pero resulta que sí, que lo puedo demostrar, todos esos ficheros los tengo filtraditos y guardaditos.
    -Me da lo mismo. Se lo enseñes a quien se lo enseñes no lo va a entender.
    -¿Sabes qué? Que tienes razón. Pero yo me lo guardo todo. Por si me hace falta.
    -Para lo que te va a servir… qué cojones. Mira, el $Boss me protegerá y dirá que todo es mentira porque es amigo de mi padre, y a tí te quedan los días contados.
    -Puede. ¿Y sabes que el MP3 este que tengo al cuello graba audio? ¡Por 20€ la de cosas que hace! Pero venga, ya lo paro, ya…
    -Muy chulito eres tú, ¿no?
    -No te haces ni la más mínima idea. En fin, mira, deja de tocarme los huevos. Cada vez que te vea hacer el tonto en la red, te apago el PC. Punto.
    -Vale, vale, a ver lo que te dura la chulería.
    -Por cierto, he borrado todos los datos de tu portátil.
    -¡Serás hijo de puta! ¡Te voy a…!
    -¿A denunciarme? ¿Me vas a empujar otra vez? ¿Se lo vas a decir a tu papá? No… no lo creo. De mí no se ríe ni $Deity, mucho menos un coleccionista de PC Actual.
    -Hijo de…
    -Hasta luego, majo.

    Y sorprendentmente, se marcha pasillo adelante. No sé, esperaba algo más explosivo. En fin, terminemos con éste asunto. Un poquito de edición de vídeo… un cortecito por aquí, otro por allá… ahora ponemos el título… bien. Creamos una aplicacioncita que siempre tenga el foco… hacemos que reproduzca un vídeo sin descanso y ahora, que no se pueda cerrar más que con una combinación de teclas la mar de molona. Lo mona que ha quedado. Y ahora la ponemos en el servidor como paquetito de instalación para que mañana todos los PCs se la descarguen y la instalen automáticamente como si fuese una actualizacioncita de software. Hala.

    Al día siguiente, llego a la oficina y la recepcionista me pide que me acerque. “Ole tus huevos”, me dice. Finjo sorpresa. Me voy para la máquina del café y no llego a meter la moneda cuando ya me están rodeando cienes y cienes de lusers. Joder, parecen zombies. Qué caras tienen los cabrones.

    -Wardog, qué fuerte.
    -¿El qué?
    -Lo del vídeo ese que ha salido en los ordenadores. El Charlie V ese se ha pasado un montón con todo el mundo. Las burradas que decía el tío. ¡Es que no dejaba títere con cabeza! ¡Ay Virgen Santa!
    -¡Ah, eso! Nada, lo puse como curiosidad, porque me hacía gracia.
    -¿Graclia? ¡Pues a mli no me hacle ni pluta grarclia que me llamle ganglosa subnormlal!
    -Uy, qué chico tan malo… fíjate…Por cierto, ¿dónde está?
    -Nada, se ha largado en cuanto hemos visto el vídeo y hemos ido a por él, algunos hasta le querían dar de hostias-, me dice Sete.
    -Lástima que se os haya escapado.
    -¡Silellegoapillaryoesque…!
    -Se come un combo de 172 golpes con crítico, fijo, que eres una fiera, Bolindre. Bueno, chicos, que me piro al curro, que hay jaleillo. Ahora desenchufo el vídeo.

    Me dirijo hacia mi despacho pero Misifú me corta el paso.

    -Wardog, ¿podemos hablar?
    -Claro.
    -Pasa. ¿Sabes que lo que has hecho es ilegal?
    -Sí.
    -¿Entonces?
    -¿Sabes que en el vídeo he omitido la parte en la que Charlie V dice que $Boss le da un kilo por fundirme?
    -¡No jodas!
    -¿Sabes la de registros que tengo guardados de actividades relacionadas con eso, los emails, conversaciones y más cosillas?
    -¡No me jodas!
    -Pues eso. Que creo que deberías hablar con $Boss y que me deje en paz un poquito, que no voy a dimitir, que si me quiere despedir, ya sabe lo que tiene que hacer. Lo pone bien clarito en mi contrato, acuérdate de que lo negociamos en lugar de un aumento de sueldo.
    -Ya, pero eso no lo va a cumplir nunca, es muy orgulloso.
    -Ya. Y yo mil veces más cabrón.
    -No, si ya… ya…
    -¿Y Charlie?
    -Ha dimitido, claro.
    -¡No me digas!
    -O eso o lo linchaban.
    -¿Y el $Boss qué opina de ésto?
    -Se ha ido a casa más cabreado que una mona.
    -Pobrico… ¿Y no es más fácil dejarme en paz?

    • No te lo vas a creer, pero hay páginas web que usan cookies. Ésta es una de ellas. Si continúas perdiendo el tiempo aquí, asumiremos que aceptas nuestros malignos ficheros de texto.
    • Vale.
    • Paso.
    • Quiero más información,