web analytics
  • Nuestro servidor no es que sea viejo, es que el protocolo TCP/IP le trata de usted.
  • Backup

  • Más Wardog

  • Social cosa

  • Etiquetas

  • Sin publicidad

    Me he cansado de poner publicidad para costear los gastos del blog. Puedo asumirlos por mí mismo. Hago esto por diversión.

    Pero si te apetece pagarme una cerveza, aquí tienes un botón:

    Gracias ;)

    Pero antes sí tenías

  • ¡Cómprame un libro!

    320 páginas de celulosa no retroiluminada vintage con lo que hay aquí y el final de "Un nuevo mundo". No necesita baterías y funciona con casi cualquier luz visible.

    Aviso: El papel puede cortar. Consideradlo una feature de ataque a lusers.

  • Buen leer

    El increíble viaje del faquir que se qeudó atrapado en un armario de IKEA,d e Romain Puértolas

    El último pasajero, del maestro Manel Loureiro

    Tengo una pistola, de Enriqe Rubio

  • ¿Cuánto tarda un luser en darse cuenta de que se ha equivocado?

    Exactamente cuatrocientos cuarenta y cinco kilómetros.

    En una de las sedes han contratado a un camionero. Hasta aquí bien. Pero resulta que ese camionero tiene que ir hasta el mismito Frankfurt para llevar un material de no se qué exposición. Bien de nuevo. La cosa sería coger el camionarro, carretera y manta.

    Pero claro, que el camionero dice que él no sabe idiomas. ¿Y qué tiene que ver? Pues hombre, para preguntar por dónde se va, que tampoco sabe ir a Frankfurt. Que oiga, yo tampoco.

    Entonces, los de esa sede, una pequeñita sin informático dentro (cagonlaputadoros, con la de gente que hay en el paro), llaman a la central en busca de ayuda y les pasan con el departamento psiquiátrico.

    ¡Bim bambidubi! ¡Dubi!

    -Hospital del Sagrado Corazón de Cthulhu, dígame…
    -Esto… ¿no es ahí los informáticos?
    -También. ¿What’s happening?
    -Que tenemos que mandar un camionero a Frankfurt y no sabemos cómo.
    -Por seur. Pero haced agujerillos en la caja para que respire, que si no, casca. Y echadle un bocata tortilla, por si se aburre.
    -¡No hombre! ¡Que va con su camión! ¡Jajaja!
    -En ese caso, no le pongáis caja, que estorba un montón para agarrar el volante. Pero el bocata echádselo igual. Hala, hasta luego…
    -¡Que no! ¡Que no! Si es para que nos mandes la ruta por email.
    -Que os la mande. Mira, entras en Google Maps y te la haces tú solito.
    -¿Ahí se puede?
    -Pozí.
    -¿Y cuál es la dirección?
    -maps.google.com
    -Vale, muchas gracias.
    -Vale, muchas de nadas.

    Y uno, con el deber cumplido, se va a trabajar tranquilo. Pero no.

    ¡Bim bambidubi! ¡Dubi!

    -Sametsis emagid…
    -¿Hola? ¿A dónde llamo?
    -Oigs, qué gente, que les hablas del revés y se pierden. Está usted hablando con el centro de prostitución informática más grande de Ej¡ppania!
    -Que mira, que te he llamado antes. Que le hemos sacado el mapa al camionero y dice que se ve muy pequeño, que no se entera.
    -Coño, imprímele las instrucciones, no el mapa.
    -No, si tampoco. Que con esos nombres tan raros de carreteras no se aclara, y es normal, como nunca ha estado por allí…
    -Joder con el camionerito… ¿y qué tal despedirlo y buscar a uno que sepa conducir y leer al mismo tiempo?
    -No, hombre. Mira, me han dicho en la central que tenéis GPSs para estas cosas, que nos dejéis uno.
    -¿Tenemos de eso? ¿Seguro? Espera, majo, que pregunte-. Le pongo en espera un rato.- ¡Maquiiiiii! ¿Tenemos GPSs con mapas de Europa?
    -¡Si! ¡Hay catorce en el sótano!
    -¡Vale, majo! ¡Sigue cagando!

    Recupero la llamada.

    -Oye, que parece ser que sí que tenemos de eso. Dime la dirección a donde hay que mandarle al pavo, porque me imagino que tampoco sabrá usar un GPS…
    -Te la mando por email que tiene muchas consonantes.
    -Po fale. Yo os mando el GPS opr mensajero. Sólo tiene que enchufarlo en el camión y encederlo. Ya irá programada la ruta y todo. Hala, saludos hostiles.

    Cagonlaputa, cagonelcopón… Me voy para el sótano y busco un GPS. Los catorce enchufaditos en una estantería, cogiendo polvo.  Elijo uno al azar y miro si tiene mapa de Europa. Pues sí. Engancho todos los accesorios, y le programo la ruta. Salgo a la calle para que coja señal el aparatito y la calcule, compruebo que al apagar y encender sigue programada la ruta y hala, todo a una caja, mensajero urgente y a currar de nuevo.

    Al día siguiente me esperaba una llamada insistentemente.

    -Gños dfiash… Wardlog al parato, legaña al hombro…
    -Hooola Wardog, que ya hemos recibido el GPS. ¿Cómo va esto?
    -Oooootra vez… mira, lo enchufas al mechero del camión, lo enciendes y ya va solo.
    -¿Y para volver?
    -Bueh… eso no lo había pensado… mira, te vas a las opciones, buscas “Establecer ubicación de Casa” y le das a “Ubicación actual”. Luego, el camioner no tiene más que darle a “Ir a->Casa”. ¿Estamos?
    -¡Perfecto! ¡Muchas gracias!
    -Pues hala, feliz viaje.

    Siete horas después en el visor del teléfono aparece un móvil. No me suena… ¿Quien…?

    -¡Quién eres y qué quieres!
    -Ho… hola… ¿Es dónde los informáticos?
    -Pozí. ¿Y tú eres…?
    -El camionero. Que oye, que el cacharro este que me has dao no va.
    -¿No va? ¿No habla? ¿No luce?
    -No, no, se pierde.
    -Vamos a ver, criatura, ¿Cómo que se pierde?
    -A ver, yo lo cogí en Ciudad Real, le di a “Ir A” y luego a “Casa” y ahora mismo estoy llegando a Cádiz…
    -¿A Cádiz?
    -Mismamente. ¡No veas tú la vuelta que me va a dar esto!
    -¿Y a tí no se te hacía raro que para ir al norte fueses en dirección Andalucía?
    -¡Y yo que sé, si yo na más que he hecho lo que me decía el cacharro este!
    -Si es que… $Deity los cría y ellos solitos se atraen, se arrejuntan y las arman más gordas y todo.
    -¿Lo cualo?
    -Naaada, majo, que no pasa nada. Mira, yo te hago de GPS. Te llegas a Cádiz, compras un recuerdo, una camiseta o algo así. Te das la vuelta, te pasas por Ciudad Real, le das la camiseta a tu jefe y un beso de mi parte. Luego sigues hasta Madrid y ya si eso, te pasas por mi oficina y te reconfiguro el puto GPS. Pero me da a mi que tú llegas a Alemania y lo mismo ya no está, que se ha inundao con esto del cambio climático y todo…
    -¡Madre mia! ¿Todo eso?
    -¿Soy o no soy el GPS?
    -Vale, vale, lo que tú digas.

    Dios. Se ha ido a Cádiz. Claro, el pavo del jefe no le configuró la localización de casa. Y se ha ido a la casa del anterior usuario del GPS. Con dos cojones. Yo me piro a casa, mañana será otro día.

    ¡Bim bambidubi! ¡Dubi! ¡Bim bambidubi! ¡Dubi! ¡Bim bambidubi! ¡Dubi!

    -Sistemas flemáticos…
    -¿Wardog? ¿Tú le has dicho al camionero que me trajese una camiseta de un toro bailando?
    -Sí.
    -¿Y qué cojones hacía este en Cádiz?
    -A) A algún tonto se le olvidó seguir unas instrucciones sencillas dictadas por un humano.
    B) A otro tonto se le pasó ignorar instrucciones absurdas dictadas por una máquina.
    C) ¿Teníais prisa?
    E) No me has dicho si te ha dado el beso.
    F) Es viernes y salgo a las 3. Si no está aquí el camionero para que le reconfigure el GPS, me piro y ese duerme en Madrid.
    -Pero…
    -Manzano.
    -Pero…
    -Manzano.
    -Bueno, vale, vale, ya va para allá. Pero es que no sabe ir hasta la central, dime cómo lo pongo en el GPS, anda.

    Joder. La tentación es grande. La tentación es grande. ¿Esto es compatible con el BOFH-Zen? Nada es vital, nada es importante… Un BOFH que se ríe es un BOFH feliz…

    -Vale. Toca la pantalla. Ir A. Casa.
    -¡Ya está! ¡Gracias!
    -De nada. Feliz viaje.

    • No te lo vas a creer, pero hay páginas web que usan cookies. Ésta es una de ellas. Si continúas perdiendo el tiempo aquí, asumiremos que aceptas nuestros malignos ficheros de texto.
    • Vale.
    • Paso.
    • Quiero más información,