web analytics
  • Si te sientes ofendido o identificado en el texto: Te jodes
  • Backup

  • Más Wardog

  • Social cosa

  • Etiquetas

  • Sin publicidad

    Me he cansado de poner publicidad para costear los gastos del blog. Puedo asumirlos por mí mismo. Hago esto por diversión.

    Pero si te apetece pagarme una cerveza, aquí tienes un botón:

    Gracias ;)

    Pero antes sí tenías

  • ¡Cómprame un libro!

    320 páginas de celulosa no retroiluminada vintage con lo que hay aquí y el final de "Un nuevo mundo". No necesita baterías y funciona con casi cualquier luz visible.

    Aviso: El papel puede cortar. Consideradlo una feature de ataque a lusers.

  • Buen leer

    La niña que se tragó una nube tan grande como la torre Eiffel, de Romain Puértolas

    El increíble viaje del faquir que se qeudó atrapado en un armario de IKEA,d e Romain Puértolas

    El último pasajero, del maestro Manel Loureiro

    Tengo una pistola, de Enriqe Rubio

  • BOFH-Zen: La práctica (palito)

    Cuando el cerezo comienza a perder su flor, es el protoBOFH quien acude a las empresas a recibir la llamada formación en centro de trabajo.

    Me consta que en algunas empresas a los practicantes los tratan como a equipamiento de oficina: hacen fotocopias, traen café, archivan, dan masajes en las corvas con tal de agradar y aprobar las prácticas con la vana esperanza de encontrar un hueco entre la plantilla.

    En cuán pocos casos se da que el practicante coincida en el tiempo con que la empresa necesite personal y que el joven esperanzado sea lo suficientemente bueno como para no iniciar un proceso de selección.

    En Suprakillminds el departamento de informática no hace estas mierdas porque gracias al BOFH-Zen, aunque no hemos alcanzado la iluminación, hemos abandonado hace tiempo la oscuridad y ahora estamos en la zona umbría. Cuesta el mismo trabajo mantener a un chaval ilusionado entretenido haciendo gilipolleces que formarlo como es debido.

    Me hallaba pues, en mi puesto, trabajando en cosas por las que $Hyperboss no sabe que me paga ni quiere saberlas, cuando Havenocon soltó a una chiquilla al final del pasillo convertido en nuestros dominios y que llaman despacho. La jefa de personal saludó con la mano por toda explicación.

    La criatura se desplazó hacia nosotros con paso inseguro, dubitativo, como si diésemos miedo. Como si tuviese miedo de nosotros. Ya ves tú. Avanzaba por el pasillo en penumbra mirando con curiosidad las estanterías repletas de hardware retirado de los racks. La poca luz del pasillo y las estanterías atestadas de cadáveres de hierro dan a la entrada un aspecto levemente siniestro. Después de varias experiencias traumáticas con consultores de varios sabores, $Hyperboss dejó que los informáticos se ocupasen de los sistemas. Como si supiéramos de ésto. Nos dio presupuesto y nos dejó hacer.

    -¡Wardog! ¿Qué haces?- me saludó una mañana $Hyperboss mientras sacaba un café de la máquina porque no le tengo miedo a nada y mi estómago digiere igual la papilla de maíz que el acero al rojo blanco. Le miré, miré el vaso que había en mi mano, miré la máquina de café que aún borboteaba y crujía sus mecanismos y le volví a mirar a él.
    -Lentejas, mire. ¿Quiere un plato?
    -¡Déjate de hostias! Yo es que ya no sé qué hacer en ésta empresa para que las cosas funcionen- A veces $Hyperboss saluda así. La acidez y los consultores fake.
    -Las cosas funcionan- le dije.
    -¡Que no fallen! ¡Si no se rompe una cosa falla otra!
    -Ah. Eso.

    El BOFH-Zen es la guía. El BOFH-Zen es la luz. EN el BOFH-Zen no hay bien y no hay mal. En el BOFH-Zen hay paz y no hay enfrentamiento porque el BOFH-Zen es el aceite que lubrica el alma del BOFH y la hace inalcanzable para el violento.

    Cuando el violento llegue a tu puerta con un reproche en los labios no tengas sus palabras por enemigas. Las palabras salen de un cuerpo y llegan a otro. Fluyen de un alma a otra. El alma del BOFH no se ha de ver alterada. El alma del BOFH está con sus sistemas. Si sus sistemas los paga un tercero y encomienda al BOFH su cuidado, el BOFH cuidará del bienestar de los sistemas que pagó su $Boss. La continuidad de los sistemas del BOFH es prioridad. Por eso, que el negocio funcione es necesario pero no es vital porque nada es vital. Nada es importante.

    Las palabras violentas no son más que el agua de una pequeña cascada en el nacimiento de un arroyo. Si el BOFH es colocado bajo la cascada, nada puede ocurrirle. Porque el BOFH-Zen es el aceite que lubrica el alma del BOFH. El BOFH-Zen es también el sol que calienta e ilumina el alma del BOFH en su interior. Por eso, cuanto más se sumerge el BOFH en el BOFH-Zen más aceite recubriá su alma y más caliente estará dicho aceite.

    Así que cuando el violento ponga al BOFH bajo la cascada de sus palabras no conseguirá más que verter agua sobre aceite hirviendo. El aceite no tiene la culpa de hervir. El aceite estaba en paz. Si el violento se quema no será más que por su culpa pues el BOFH no es violento ni pacífico. Simplemente está en paz.

    -¡Sí, eso! ¡Tampoco pido tanto!- insistió $Hyperboss.- ¡No quiero que haya fallos en esta puñetera empresa!
    -Ciérrela.
    -¡Y lo dices tan tranquilo!
    -Claro. Quitando lo inorgánico, las pelusas y Daisy, todos aquí somos humanos. Vamos a fallar.
    -¡Pues para eso están los ordenadores!
    -No. Los ordenadores están para ayudar a organizar el trabajo. Están para controlar máquinas. Pero no trabajan ni organizan. Son herramientas.
    -¿Pues entonces para qué los quiero si no me evitan errores?
    -Evitan errores. Los que pueden evitar porque les hemos enseñado a hacerlo.
    -O sea, que es porque no los configuráis bien. ¡Por fin lo admites!
    -No es eso. Si sólo nos dedicásemos a detectar y corregir errores humanos ya haría años que tendría usted un bonito cadáver de hierro que una vez impidió muchos errores humanos pero que se echó a perder por falta de mantenimiento. Usted no va a dedicar el dinero y los recursos que hacen falta para que ambas cosas sean posibles.
    -¡Cómo que no! ¿Qué necesitaríais?
    -Diez programadores con experiencia, diez analistas, diez administradores de sistemas, treinta técnicos de hardware y treinta técnicos para montar un centro de asistencia a los usuarios. Necesitaríamos tres años para formar a los que tengamos que formar y que los que sepan más que nosotros entiendan el guirigay que hay aquí montado. Necesitaríamos renovar la infraestructura, aunque seguirán siendo máquinas y se romperán, mejorar las comunicaciones, comprar software que suplimos como podemos..
    -¡Para, para! ¿Me estás diciendo que entre tres hacéis el trabajo de setenta… no, ochenta y pico personas?
    -Qué va. Por eso el sistema no es a prueba de fallos, pero funciona y hace lo que debe hacer.

    $Boss se me quedó mirando largo rato. Le di un trago a las lentejas.

    -Pues tú me dirás qué puedo hacer porque estoy hasta los huevos de la informática. He traído a los mejores consultores y lo único que he conseguido ha sido disgustos y pagar facturas.
    -Pues oiga, se me ocurre, así, como locura, que en vez de pagar esos pastizales por nada, los invierta en mejorar lo que ya tiene en vez de pagar a charlatanes.
    -No, si aquí el caso es gastar. ¡Hasta los huevos me tenéis!- gritó mientras se marchaba hacia su despacho como una furia y se encerraba con un portazo.

    A la semana siguiente se reunió con MKII en su despacho y le dijo que había pensado en mejorar los ordenadores y lo que hiciera falta para que todo funcionase un poco mejor. MKII alabó la idea como una genialidad y le preparamos un presupuesto que firmó sin respirar porque le pareció mucho menos de lo que se temía y muchísimo menos de lo que había invertido en gomina, trajes y comilonas a costa de la empresa. $Hyperboss funciona así: alguien le dice lo que no quiere escuchar, luego lo rumia y cuando termina caga la idea como si fuera suya.

    Las ideas son la esencia bajo las palabras. Sólo las ideas más puras viajan con las palabras y calan en su receptor por su simpleza. Por eso los buscadores del BOFH-Zen no buscan excusas. Los buscadores del BOFH-Zen ven pasar las palabras a su lado y extraen sabiamente el dolor y el clamor ajeno, lo observan atentamente y se limpian el culo con él porque de nada les sirve porque nada es vital, nada es importante. No obstante, la naturaleza del BOFH siempre busca la mejora en todo. Por eso cuando dos BOFHs se encuentran siempre discuten qué es mejor, siempre comparan lo que uno y otro hace. Siempre defiende una herramienta sobre otra como la mejor. Porque el BOFH no busca la perfección que como entidad absoluta es aborrecible y solamente aspira a mejorar hasta el fin de su uptime. Así es el BOFH-Zen. No busca la perfección sino lo que sea mejor. Y lo mejor es cambiante y es mutable igual que el agua fresca no está en un pantano sino en el bravo arroyo que nace de la nieve y baja al valle retorciéndose y haciéndose cada vez un camino mejor.

    Por eso el corredor ahora tenía una fila de estanterías repletas de maquinaria que no íbamos a tirar sino a reciclar para reforzar algunas sedes y para monitorización y pruebas.

    Supongo que por eso la pobre chiquilla desfilaba temerosa en la penumbra, sola, novata y abandonada a su suerte. Un poco más adelante, estaba Daisy de pie inclinada sobre su mesa, hurgando en las tripas de un servidor 2U totalmente concentrada con los cascos puestos y de espaldas al pasillo. La chica llegó a su altura y saludó con un tímido «hola».

    Daisy arrancó de cuajo un ventilador y se giró sin quitarse los cascos. Escaneó a la chica en un segundo de arriba a abajo y vuelta. Cogió un bote de aire comprimido y sin mirar a la pieza siquiera la limpió con precisión. Cogió un bote de lubricante blanco y engrasó el rodamiento sin verter una gota sin dejar de mirar a la chica. Esperó a que la nube de polvo fuese aspirada por el extractor. Se quitó la mascarilla y la dejó colgando del cuello.

    -¿Quieres algo?- le preguntó a la chica con tan poca inflexión en la voz como una calculadora mecánica.
    -Ven… vengo a hacer las prácticas… me llamo…
    -Pregunta ahí- dijo Daisy señalando en nuestra dirección con el bote de aceite. Se puso la mascarilla, se giró y siguió arrancando ventiladores al servidor en silencio.

    La muchacha llegó hasta nuestras mesas. MKII tecleaba como un histérico en su puesto documentando todo lo que estaba haciendo con una exhaustividad digna de admiración. De verdad. La documentación que estaba preparando era tan completa y detallada que hasta la mitad de un luser podría entenderla si fuera capaz de leerla. Si es que un luser puede leer más de dos párrafos antes de que les dé estrabismo y una bajada de azúcar.

    Yo estaba generando e intercambiando claves SSH entre los servidores de producción y los de backup con los pies en la mesa y el teclado en los muslos. MKII iba por detrás documentando los nombres de los ficheros de claves, las rutas…

    -Ho… hola, buenas, me.. me llamo Violeta y… y vengo a hacer las prácticas de…- la pobre temblaba y se manoseaba un mechón de pelo rizado que se le iba constantemente a la cara.
    -¡Ostras! ¡Espera!- le grité a la muchacha más alto de lo que pretendía. Solté el teclado sobre la mesa y salté por encima apoyando la mano izquierda. Salí corriendo hacia la salida. Al llegar al final del pasillo MKII y la chica de prácticas me miraban con los ojos como platos. Daisy siguió descuartizando el servidor con evidente satisfacción.

    Corrí todo lo que pude y cogí una bolsa de basura llena de papeles cortados por la destructora y después un ventilador del armario de los trastos. Volví a toda velocidad a mi puesto. Daisy arrancó otro ventilador. MKII y Violeta me miraban aún con cara de tarjeta de sorpresa del Monopoly.

    Puse el ventilador en marcha detrás de mi silla mirando al techo y me senté de nuevo.

    -Perdona, ¿decías?- la pobre chica no daba crédito.
    -Soy… me llamo Violeta y… bueno, vengo, mi instituto me manda para hacer las prácticas de… de un ciclo formativ…

    Cogí la enorme bolsa de basura y la vacié detrás de mi sobre el ventilador. Una nube de confeti inundó la sala y descendía suavemente revoloteando en las turbulencias del ventilador. MKII y Violeta me miraban con cara de besugos.

    Junté las manos ante mi pecho y la miré muy serio.

    -Hija mía. Jamás vuelvas a titubear ante mi ni ante nadie. El camino que has elegido es arduo y sin guía puede ser doloroso. Pero no has de temer si tu guía es el BOFH-Zen.

    MKII meneaba la cabeza y escupió un trozo de papel que le había entrado en la boca. Violeta había dejado de temblar porque no acertaba ni a pestañear.

    Los papelitos seguían cayendo como nieve ligera. No eran pétalos de cerezo, pero el efecto era casi el mismo.

    24 Comentarios esperando que les lleves la contraria. Plantar un comentario.

    1. Primeeer.

      Sabías primeras palabras a Violeta. Ahora. Ella debe elegir su csminyy guia

      Comentario by cba — 13 abril, 2019 @ 07:26


    2. Nada es vital, nada es importante. La mentalidad es aprender y mejorar, no ser perfecto. Y reírse, eso es básico.

      Comentario by Akae — 13 abril, 2019 @ 10:21


    3. Magnífico el BOFH-Zen guiado por la espirituosidad e insuperable entradilla para Violeta, o se le abre un mundo nuevo a sus pies o no vuelve a tocar un «cacharro con cables» en su vida, jajajaja.

      Comentario by toberal — 13 abril, 2019 @ 11:16


    4. «urgando»

      mis hogos…

      Comentario by Lucas Grijander — 13 abril, 2019 @ 11:41


    5. El otro blog esta genial…pero estas historias se echaban de menos, de verdad que a mi me hace eso alguien y estoy llamando al Hospital Mental mas cercano.

      Daisy me encanta, me recuerda a un personaje anime.

      Ya estoy a la espera del palito palito.

      Comentario by Flenwd — 13 abril, 2019 @ 12:29


    6. Genial !, te has mejorado ! ! !

      estoy fatal, con depresión por problemas personales, hecho uun asco y todo lo demas pero mas.

      Te estaba leyendo y de repente me he dado cuenta que por primera vez en las tres ultimas semanas estaba riendo.

      gracias.

      Comentario by jj — 13 abril, 2019 @ 12:46


    7. Quiero una Daisy en mi vida

      Comentario by Diddi — 13 abril, 2019 @ 15:15


    8. No soy BOFH, pero el BOFH-zen es mi guía. Ánimo a Violeta, el camino es duro pero gratificante.

      Comentario by AWIMBAWE — 13 abril, 2019 @ 15:42


    9. No me había reído tanto en muchísimos días. ¡La vida misma!

      Comentario by Litoral — 13 abril, 2019 @ 15:57


    10. Has mejorado y subido de nivel compañero… Ya no huelen tanto a azufre y fuego tus palabras, y como siempre tus historias siguen siendo cojonudas

      Comentario by monguer — 13 abril, 2019 @ 19:36


    11. Increíble.
      Maravilloso.
      Habéis vuelto… y conserváis «el toque», porque el BOFH-ZEN y vos, vos y el BOFH-Zen sois uno solo, un solo cuerpo, un solo elemento, tal como el Yin y el Yang…

      𝕹𝖆𝖒𝖆𝖘𝖙𝖊 Námaste

      Comentario by Jimmy Olano — 13 abril, 2019 @ 20:54


    12. Diosanto! Ha vueltoooooo….

      Comentario by Victor — 13 abril, 2019 @ 21:12


    13. Me ha pasado un poco como a Violeta :__)

      Comentario by Javier Lobo — 13 abril, 2019 @ 22:07


    14. Genial como siempre Wardog!!!!

      Comentario by Zergterran — 14 abril, 2019 @ 02:15


    15. ¡Ha vuelto! ¡Te echábamos de menos! Gracias por volver y ansioso estoy del palito palito y los que vengan como buen seguidor no BOFH del BOFH-zen.

      Comentario by Kibay — 14 abril, 2019 @ 12:20


    16. Maravilloso *-*

      Comentario by Orestes — 14 abril, 2019 @ 17:39


    17. Ah… lo reconfortante de tener una publicación tuya para leer. Ahí, en espera de ser degustada muahahah.

      PD: En tu otro blog tienes a alguien que resucitar, vamos…. hop hop hop

      Comentario by Txemary — 14 abril, 2019 @ 19:01


    18. Otro blog? Qué otro blog?

      Comentario by Carlos — 14 abril, 2019 @ 20:13


    19. me has dado una alegría, me lo reservo para leerlo con tranquilidad después de juego de tronos

      Comentario by ben — 15 abril, 2019 @ 20:58


    20. Olé! Grande Wardog, esperaba seguir leyendo historias de este calibre \o/

      Comentario by Tak-MK — 17 abril, 2019 @ 19:38


    21. El camino del bofhzen me a hecho la vida más fácil. Total nada es importante ni vital. Es lo más sabio de todo esto xd

      Comentario by Kiara — 18 abril, 2019 @ 08:18


    22. Siiii por fiin!!!
      Ya necesitábamos que resucitaras a los clásicos 😀

      Comentario by Lahe — 22 abril, 2019 @ 08:05


    23. No había visto el post. Muy bueno, para no variar.
      Conocer el BOFH-Zen es importante. aplica a toda cosa relacionada con la informática. Desde que aplico mi propia versión las horas de curro y aguante de lusers son más luminosas.
      ¡Sigue escribiendo, genio!

      Comentario by Otro BOFH — 8 mayo, 2019 @ 16:54


    24. IDOLO, una semana de mierda y encontrarme esto es alegria pura y una brizna de luz entre tranta mierda.

      Gracias.

      Comentario by Aeron — 10 mayo, 2019 @ 22:02


    RSS de los comentarios |

    Leave a comment

    • No te lo vas a creer, pero hay páginas web que usan cookies. Ésta es una de ellas. Si continúas perdiendo el tiempo aquí, asumiremos que aceptas nuestros malignos ficheros de texto.
    • Vale.
    • Paso.
    • Quiero más información,