web analytics
  • ¿Tus ficheros? Pues no sé, ¿has mirado si están donde tu educación?
  • Backup

  • Más Wardog

  • Social cosa

  • Etiquetas

  • Sin publicidad

    Me he cansado de poner publicidad para costear los gastos del blog. Puedo asumirlos por mí mismo. Hago esto por diversión.

    Pero si te apetece pagarme una cerveza, aquí tienes un botón:

    Gracias ;)

    Pero antes sí tenías

  • ¡Cómprame un libro!

    320 páginas de celulosa no retroiluminada vintage con lo que hay aquí y el final de "Un nuevo mundo". No necesita baterías y funciona con casi cualquier luz visible.

    Aviso: El papel puede cortar. Consideradlo una feature de ataque a lusers.

  • Buen leer

    La niña que se tragó una nube tan grande como la torre Eiffel, de Romain Puértolas

    El increíble viaje del faquir que se qeudó atrapado en un armario de IKEA,d e Romain Puértolas

    El último pasajero, del maestro Manel Loureiro

    Tengo una pistola, de Enriqe Rubio

  • El borrador de la Ley Lasalle.

    Me obligué hace tiempo a no escribir de política en el blog. Pero es que me lo pide el cuerpo.

    Creo que no hará falta insistir en el manifiesto que ya han publicado por varios sitios y que puedes ver aquí, por ejemplo. Pero lo suscribo.

    Como siempre en estos asuntos, David Bravo lo explica estupendamente. Si eso de leer no te gusta, @Fred_SSC lo ha resumido con su habitual genialidad.

    ¿Ya has leído lo que quieren hacer?

    Ya está bien, cojones.

    La industria se resiste al cambio. Es mucho más cómodo seguir en el modelo tradicional de venta por soporte que adaptarse a los nuevos tiempos. ¿Quién usa CDs todavía? Ni en el coche. Ni para instalar el sistema operativo.

    Hoy el soporte es de todo menos determinante. El contenido es lo que importa y la portabilidad lo que le hace triunfar. Por eso los discos en nube proliferan y los servicios descentralizados los usa hasta la abuela para hacer la lista de la compra con Evernote, que la escribe con el ordenador, la revisa en la tableta y la usa con el móvil en el colmado de Antonio.

    Esto es así. El soporte no es nada. Es prescindible.

    Y lo dice uno que acaba de publicar un libro hace nada. Y a eso voy.

    Se excusan en que lo queremos todo gratis, cuando la realidad es que, el usuario medio está deseando pagar un precio justo por un producto justo.

    No queremos todo gratis.

    Entendemos que los artistas quieran monetizar su trabajo. Yo quiero monetizar mi trabajo y $deity me libre de considerarme artista. Quien quiera puede comprar el libro. Cuesta 20€ de los que yo me llevo un porcentaje y el que lo edita otro. Y aún así, casi todo el contenido del libro está aquí, excepto 2 capítulos que publicaré en breve también en el blog. A cualquiera le resulta obvio que ésto es así para que comprar el libro en papel tenga aunque sea, un pequeño aliciente.

    A lo que voy. El libro se está vendiendo bastante bien. Y la gente lo compra. Y eso que ya lo ha leído con anterioridad. ¿Qué es lo que pasa aquí? Pues ni más ni menos que lo que me dijo Akae en la Rooted CON: es una forma de devolver el trabajo que he realizado. De pagarme. Y decía «pagar» hasta con reticencias, porque parece una palabra malsonante y todo. Algo sucio. Temía ofender. Pagar. Dar dinero a cambio de algo.

    Y se lo agradezco a él, al que haya comprado el libro y al que pase por aquí. Me gusta el dinero, como a todo el mundo. Y mi caso tiene una escala muchísimo menor que, por ejemplo, el del insigne Manel Loureiro con su Apocalipsis Z: empezó con un blog y el tío está ahora mismo tostándose los cojones en el Caribe y viviendo de royalties.

    Queremos productos. Queremos que sea fácil. Queremos que sea cómodo. queremos que sea portable. No queremos ni consideramos justo pagar por lo mismo más de una vez. Si el autor crea un producto apetecible el público pagará. Hay que buscar la manera de que el público quiera pagar. Pero es difícil hacerlo bien y hacerlo fácil.  Y aquí estamos para ganar el máximo dinero posible trabajando lo menos posible. Y eso se consigue vendiendo el soporte.

    Y ahí es donde entran nuestros amigos los políticos corruptos.

    El largo brazo de la industria unta a quien esté a cargo, da igual el color político,  para perpetuar sus prebendas. No era ya suficientemente ilegal cobrar el canon por soportes y dispositivos susceptibles de contener material protegido por derechos de autor. No. Además de eso, es mejor penalizarlo, multar y sacar tajada de la mala costumbre que tiene la gente de compartir cosas. El todo gratis.

    La casta política, -y lo digo poniendo énfasis en «casta» por lo absurdo que resulta que haya señores que cobren del erario público unos sueldos muy decentes cuyo único mérito profesional en la vida ha sido medrar en política- se deja querer. Caso reciente el del alcalde de Palencia, al que los micrófonos pillaron en plena apoteosis prevaricadora y el tío está tan pancho porque sabe que la justicia, si le llega, será tarde, mal y nunca.

    No así quieren tratar a los editores de webs que publiquen enlaces: «juicio» exprés y además tutelado por un tribunal específico. Hostias, ya que directamente se ahorren el paripé. Aún estoy esperando ver un tribunal de excepción para perseguir políticos corruptos sin descanso. Que no se preocupen las constructoras si llega el caso: obtendrán jugosas licitaciones para construir prisiones porque no tenemos capacidad de absorción para tanto chorizo.

    No, no irán a por los corruptos. Vemos escándalo tras escándalo, millones circulando de mano en mano mientras recortan al ciudadano de a pie todos los derechos que pueden hasta que se rebelan y luego se los devuelven mermados con condescendencia y magnanimidad para aplacarlos con una falsa victoria.

    Es mejor sacar de donde no hay. CEDRO exigiendo derechos de autor a las universidades por compartir en sus intranets material de autores que ni siquiera son protegidos suyos y en plan «tarifa plana» porque no tiene manera de controlar qué, cómo y cuánto se copia (aquí, aquí). Desde 2005 lleva con la extorsión. Y como no le sale, mira quién viene en su auxilio: el gobierno. Señor Lasalle: para defender su sueldo, por justificarlo, debería usted exigir a dichas entidades que los materiales protegidos estuviesen exentos en los centros educativos, no ayude a esquilmar ni a las universidades ni a los ciudadanos.

    De SGAE no hará falta ni hablar.

    Porque las entidades de gestión de derechos de autor van a colear con fuerza para no morir asfixiadas de inutilidad, sobornando a quien haga falta, ofreciendo comisiones a quien se ponga por medio. Y es mucho dinero. Muchísimo dinero el que manejan. Pero nada comparado con el que se están perdiendo. Mirad lo que dice Ricardo Galli. ¿Pero es que acaso aún no es evidente dónde está el negocio?

    ¡Claro que es evidente! Y ahí está el problema. En que, en este escenario NO HACEN FALTA. Son prescindibles y los porcentajes de reparto entre el autor y los editores e intermediarios varían un poco hacia los primeros. Un poco mucho. Y eso debe acojonar muchísimo.

    Pero aunque la Ley Lasalle vaya adelante, no pueden parar algo que ya está en marcha y que es más grande que ellos mismos. Si quieren, pueden unirse si lo hacen bien, con humildad y voluntad de progreso. El manifiesto dice precisamente que «ya que no tenéis ni puta idea de cómo hacerlo, dejadnos proponeros algo», pero mucho más educadamente.

    Van a por las webs de enlaces como si fuesen el demonio. Pero aquí, en la red, no tienen poder. Si no podemos tener webs de enlaces (¡JA!) tenemos redes sociales. Correo electrónico. IRC. Mensajería. ¿Saben ustedes cuánto costaría publicar magnet links en webs institucionales y hacerlas infractoras de su propia ley? ¡Nada! Tendría su aquél descargar la última de Jandrito Pupasanz desde la web del Ministerio de Cultura.

    Ya reventó la indignación con la Ley Sinde-Wert. La gente está muy quemada. La gente cada día es más difícil de engañar. El Gobierno de un país no debe favorecer a una industria por decreto y a costa del contribuyente. Eso, como poco, es inmoral.

    Al final, y ya lo he dicho en más de una ocasión, aquí nos vamos a enterar de quién debe estar al servicio de quién. A hostias. Van a correr todos para el mismo lado. Y nosotros detrás.

    42 Comentarios esperando que les lleves la contraria. Plantar un comentario.

    No comments yet.

    RSS de los comentarios | TrackBack URL

    Leave a comment

    • No te lo vas a creer, pero hay páginas web que usan cookies. Ésta es una de ellas. Si continúas perdiendo el tiempo aquí, asumiremos que aceptas nuestros malignos ficheros de texto.
    • Vale.
    • Paso.
    • Quiero más información,