web analytics
  • Nada es vital, nada es importante.
  • Backup

  • Más Wardog

  • Social cosa

  • Etiquetas

  • Sin publicidad

    Me he cansado de poner publicidad para costear los gastos del blog. Puedo asumirlos por mí mismo. Hago esto por diversión.

    Pero si te apetece pagarme una cerveza, aquí tienes un botón:

    Gracias ;)

    Pero antes sí tenías

  • ¡Cómprame un libro!

    320 páginas de celulosa no retroiluminada vintage con lo que hay aquí y el final de "Un nuevo mundo". No necesita baterías y funciona con casi cualquier luz visible.

    Aviso: El papel puede cortar. Consideradlo una feature de ataque a lusers.

  • Buen leer

    La niña que se tragó una nube tan grande como la torre Eiffel, de Romain Puértolas

    El increíble viaje del faquir que se qeudó atrapado en un armario de IKEA,d e Romain Puértolas

    El último pasajero, del maestro Manel Loureiro

    Tengo una pistola, de Enriqe Rubio

  • No habia nadie en el callejón.

    Qué cosas. Llegué el lunes a las nueve de la mañana, saluditos y esas cosas. Llego al antro que me hace de despacho y miro todo. Joder. Los servidores están enteros. Sin signos de violencia. Lo que es la vida, oiga. Y ya es raro. Compruebo que haya línea de teléfono. Pues sí, sí que hay.
    Me siento en mi silla a meditar profundamente.
    ¡Bimbambidubidubi!
    Si ya decía yo… Es la recepcionista.
    -Que te llaman de Timofónica.
    ¿Y estos que quieren ahora?
    -Pásamelos, prenda.
    -Hooola buenos días, mi nombre es Batiburrillo, le llamo de Timofónica.
    -La paz sea contigo, hermano.
    -Erm… la semana pasada nos llamaron para comunicarnos que la conexión les iba muy lenta.
    -¿Mande?
    -Sí, llamaron diciendo que el ordenador les iba muy lento, y que a veces ni iba.
    Uy, esto huele a algo familiar…
    -Ajam. Y dígame, Batiburrillo, ¿qué nombre dejaron al informar de la incidencia?
    -Vaya, pues lo siento, olvidé anotarlo, me dijero que le llamase a usted el 4 de septiembre y…
    -Pero el número de teléfono origen sí que lo tiene, ¿verdad?
    -Sí, claro, es el 926 JOP AXO.
    Con razón apestaba… Pupas is back. La odio.
    -Aham. Me lo imaginaba. Y me llama para ver si me interesa un aumento de velocidad, ¿cierto?
    -Sí señor.
    -Pues lamento las molestias, pero no, no me interesa, Muchas gracias.
    -De nada, buenos días.
    Vale, cojonuten. Pupas ha vuelto a las andadas. A saber qué coño ha estado haciendo. Ha llamado a telefónica para que le arreglen el ordenador. Pero a mí no me ha llamado. Y tiene mi móvil. ¿Celos? Ojalá. Alguna ha estado liando. Fijo.
    Miro la base de datos. Los arqueos perfectos. Que mosqueoooo que mosqueo.
    Me bajo a tomar un café con Chicholo y me cruzo con Rubita.
    -Oye, Wardog, que por lo que me ha dicho la Vane, en las tiendas ha sido infrahumano.
    -¿Ein?
    -Sí, que dice que falla todo, que van fatal.
    -Amos no me jodaaaas, no me jodas.
    Me tomo el café y me subo.
    Pregunto a todas las tiendas excepto a la de Pupas qué tal se les ha dado el verano y me contestan que chachi. Llegó el momento:
    -Oye Pupas.
    -Dime…
    -¿Qué tal el mes de agosto?
    -Errm… bieeeen, bueeeno, algunas cosillas hemos tenido, sí… pero bien, ¿eh?
    -¿Seguro?
    -Sí, seguro…
    -¿De verdad?
    -De la buena.
    -¿Y no has llamado a telefónica?
    -Noooo…
    -¿Seguro?
    -Que no, que no…
    -¿SE GU RO?
    Silecio.
    -¡Uuuuuuy!Sí, caaaalla… Es que iba muy lento el ordenador y les llamé por si acaso…
    Si lo sabía yo…
    -¿Y qué pasaba?
    -Que habían muchas ventanitas del programa y claro, yo lo reinicié y luego ya iba bien.
    Joder. Y que no aprendan, oiga. Una vez me llamaron porque iba muy lento el PC. Y oiga, que uno mira y ve que en efecto, va lento. Pero es normal si abres un programa 72 veces. 144 clics de ratón. 72 intros. Qué bestias, pero qué bestias.
    -¿Algo más que deba saber?
    -No, nada…
    -Hala, hasta luego.
    Mal bicho. Me la ha liado, seguro.
    Más tarde me cruzo con el Boss.
    -Oye, Wardog, ¿has arreglado lo de las tiendas?
    -No, si el caso es que ellas llamaron a Timofónica porque les iba el ordenador lento y luego lo reiniciaron y volvió a la normalidad. – Le contesto con gesto inocentemente juntando mis dedos índices. Ahora me lo vas a decir, ¡a que sí, grandullón!
    -¿Qué coño…? ¡Pues habrán llamado a Timofónica porque tú no las haces caso!
    -No me han llamado, no hay caso que hacerles.
    Mirada asesina. Estoy disfrutando.
    -Mira, el lector de códigos de barras no funciona.
    -¿Y ellas aprietan el botón que activa el lector?
    -¿Tiene un botón?
    -Las etiquetas que salen de aquí no tienen bien el código de barras y las que ellas sacan allí si que se puede leer.
    -¿Pero no decía que no funciona el lector de códigos de barras? De cualquier forma, la etiqueta es la misma si la hacen allí como si la hacen aquí.
    -Pues será por el brillo del papel.
    -O el café.
    Otra mirada asesina. Una vena se va hinchando.
    -El ordenador va lento.
    -Claro, es que abren el programa 72 veces y el ordenador se resiente.
    -¡¡¡ARREGLALO!!!
    Un día me lo cargo de un infarto. Mola.
    -Vale, vale, no se preocupe, que yo me cojo el coche y me voy a las tiendas a ver qué es lo que les pasa.
    -Vale, pues luego me lo dices.
    -No, si hoy no voy, y mañana ya veremos, que tengo muchas cosas por hacer antes.
    Me mira con impotencia.
    Sufre. Sé que sufre el pobre. Da penica. No entiende ni papa de lo que le digo, ni sabe lo que hago ni por qué lo hago. No entiende que esto de la informática es más amplio que apretar teclas para ver páginas guarras.
    De todas formas iré a las tiendas un día, para ver qué tal se lo montan y así recopilo información para un post de burradas.
    Tengo que hablar con la Vane para que me pase las notas que tomó de los problemas con las tiendas. Tiene que ser divertido.
    Y tengo que meditar una venganza para Pupas. ¿El falso testimonio no era pecado?¡¡San Chewaka de los Mil Yerros caerá sobre ella!!

    En fin, resulta que al final no había nadie en el callejón, sino simplemente un francotirador con poca puntería. Y cobarde. Ya me ocuparé de eso luego.
    El resto de cosas estaba mas o menos bien. Creía.
    Me llama Bolindre.
    -Holamayoral¿quetallasvacacioneshombre?
    -Futa madre, neng. ¿Qué has roto?
    -YonadahasidoLucyesunaimpresoraqueestamediorota.
    -Coño, pues entonces me espero a que se rompa.
    -NoquelamedioarreglóMiniyoconunpaquetedefolios.
    Joder, eso no me lo pierdo.
    Bajo y veo una impresora matricial con dos paquetes de folios detrás. Mola.
    Quito los folios y se cae el tractor del papel. Joder. Una cosa es hacer chapuzas y otra cosa es esto, hombre, por Santa Tecla…
    Engancho el tractor en su sitio con un par de bridas y Lucy, aliviada dice:
    -¡Uf!¡Pues menos mal que lo has arreglado, porque se nos estaban acabando los folios!
    -¿Qué?
    -Sí, antes habían tres paquetes de folios detrás, pero como se acabaron, tuvimos que coger uno, y si no llegas a arreglarlo se hubiese roto otra vez.
    -Si yo tenía que haber estudiao pa torero…
    Me vuelvo para mi sitio a ver si puedo trabajar…
    ¡Bimbambidubidubi!
    -Sistemas…
    -Hola, soy Polvoloco, que mi ordenador no arranca.
    -Bajo.
    Llego y el ordenador está apagado.
    Lo enciendo y se bloquea al mostrar el escritorio.
    -¿Que has estado haciendo antes de que dejase de arrancar?
    -Yo nada…
    Me la quedo mirando.
    -Bueno, salió una alerta de virus o algo así.
    Si no la conociese, me asustaría.
    -Me subo el ordenador a ver qué le pasa. Luego te llamo.
    Me lío con el ordenador de Polvoloco. Arranco en modo a prueba de fallos, instalo algunos programas para buscar troyanos, dataminers… malware. Casi nada. 197 ficheros detectados. Miro el histórico del explorer y me lo encuentro vacío. Ay pillina pillina…
    En fin, arranquemos de nuevo…
    Joder. No arranca. Se sigue bloqueando, pero menos. Ahora me deja abrir «Mi PC» pero sólo puedo ver carpetas de red, y al clicar en «Inicio», se cuelga el sistema. Y virus no hay.
    ¿Qué coño puede ser?
    Y uno se acuerda de la serie esa de House. Y piensa lo más disparatado posible.
    Voy a desinstalar la tarjeta de vídeo. Si vomita es porque tiene infectada la uña del deo shico del pie. Pero coño.
    Desinstalo el driver.
    Reinicio… ¡Arranca!
    Reinstalo el driver y bajo el PC a Polvoloco.
    -Hala, aquí lo tienes. Y a ver si no miramos páginas sospechosas en el tajo…
    -¿Yo?
    -Hombre, es tu ordenador, malware+histórico borrado, tú me dirás.
    -Qué vaaa… si encima yo cuido mucho mi ordenador. Mira, me mandaron un e-mail el otro d
    í
    a que decía que hay un virus nuevo y…- malditos hoaxes – … decía que había que borrar todos los ficheros que empiecen por nv…
    -Ajam. Y lo hiciste tú por tu cuenta y riesgo. Pues he estado a punto de formatear tu ordenador. De hecho creo que debería hacerlo ahora. Por si hay algún virus más.
    -No, no, deja, deja, ya si eso otro día…
    Da gusto volver al trabajo y ver que todo sigue igual.

    8 Comentarios esperando que les lleves la contraria. Plantar un comentario.

    No comments yet.

    RSS de los comentarios | TrackBack URL

    Leave a comment

    • No te lo vas a creer, pero hay páginas web que usan cookies. Ésta es una de ellas. Si continúas perdiendo el tiempo aquí, asumiremos que aceptas nuestros malignos ficheros de texto.
    • Vale.
    • Paso.
    • Quiero más información,