web analytics
  • El bambiduber es el mensajero de todo mal.
  • Backup

  • Más Wardog

  • Social cosa

  • Etiquetas

  • Sin publicidad

    Me he cansado de poner publicidad para costear los gastos del blog. Puedo asumirlos por mí mismo. Hago esto por diversión.

    Pero si te apetece pagarme una cerveza, aquí tienes un botón:

    Gracias ;)

    Pero antes sí tenías

  • ¡Cómprame un libro!

    320 páginas de celulosa no retroiluminada vintage con lo que hay aquí y el final de "Un nuevo mundo". No necesita baterías y funciona con casi cualquier luz visible.

    Aviso: El papel puede cortar. Consideradlo una feature de ataque a lusers.

  • Buen leer

    La niña que se tragó una nube tan grande como la torre Eiffel, de Romain Puértolas

    El increíble viaje del faquir que se qeudó atrapado en un armario de IKEA,d e Romain Puértolas

    El último pasajero, del maestro Manel Loureiro

    Tengo una pistola, de Enriqe Rubio

  • This is war.

    Resulta que en el departamento de informática, por no llamarlo puticlub, el equipo está formado por un increíble conjunto de personas compuesto por yo y por yo mismo. Nos llevamos bien, por supuesto.
    Resulta que una compañera se da de baja. Pues como en el departamento de informática somos un puñao, buena parte de su trabajo viene a parar a nuestro departamento. Mola, ¿verdad?.
    Resulta también, que, cmo al final resultaba que yo sí que tenía que programar, cosas de la vida, tenía por medio un saco de modificaciones pendientes de implementar. Y siguen pendientes. Porque después de la última, soy de lo más amable con los usuarios. Extremadamente amable.
    Y si alguno se pregunta por qué, es simplemente por gusto. Por el gusto de ver a mi jefe rojo de rabia cada vez que me ve de un despacho a otro destornillador en ristre cual guerrero medieval, solucionando terribles atascos de papel, cambiando cartuchos de tóner o enchufando cables de corriente. Sudores he pasado con tanto trabajo.
    Por supuesto, trabajando 8 horas de reloj. Ni una más ni una menos. Porque el Boss no quiere que me canse. Quiere que venga a mi hora y me vaya a mi hora. Y eso es lo que se hace, darle gusto al buen hombre.
    En esto que Chicholo, el chico que lleva la gestión de las tiendas, se tiene que ausentar unos días por un asunto familiar. Pues nada, el trabajo de este hombre, para Wardog, que le sobra tiempo.
    -Oiga, que yo no tengo ni puta idea de qué es lo que hay que hacer con esto…
    -¡Pero si el programa lo has hecho tu!
    -¿Qué tendrá que ver?
    -Hombre, pues tú verás, si lo has hecho y no sabes cómo funciona…
    -Sé cómo funciona, lo que no sé es cómo lo utilizan, que es distinto.
    -Pues aprendes, quiero que toda la mercancía salga etiquetada y documentada y blablabala…
    -¿Sí?Pues venga.
    Sin decir nada a nadie, apago mi teléfono y me voy al despacho de Chicholo. A hacer etiquetas, traspasos demercancía, comprobar albaranes y esas cosillas. La ilusión de mi vida. Yo no sé cómo los administrativos pueden estar 8 horas al día, 5 días por semana haciendo eso. Es lo más aburrido del mundo, joder. Y yo reconozco que soy un patoso con los datos concretos. Estoy acostumbrado a la abstracción y a pensar en cómo manipular los datos en lugar de manipularlos. Cosas de la profesión, supongo.
    Pero en el fondo lo disfruté.
    Por lo visto la gente me estaba llamando contínuamente. Tanto, que vino el Boss de nuevo al despacho donde yo, felizmente me peleaba con unas pegatinas.
    -¿Qué haces?
    El gilipollas básicamente, pero vamos…
    -Imprimiento pegatinas.
    -Es que la gente te está llamando.
    -Pues yo he dejado el teléfono arriba, porque si no, no me dejan hacer nada aquí.
    Si quieres te hago el curro de tres personas por el mismo precio, no te jode…
    -Nada, nada, súbete y soluciona lo que tengas y cuando te sobre tiempo te bajas y terminas esto.
    Cuando me sobre tiempo. Me parto. O sea, esta noche a las once. Claro lo llevas.
    Cuando subí y encendí el teléfono aquello era un infierno, impresoras con etiquetas pegadas al fusor, una tonelada de códigos por abrir, listados de stock, ordenadores que no funcionaban…¿Pero cómo cojones se apañan para liarla tan gorda en tan poco rato?
    Se me están hinchando los cojones de manera espectacular.
    Me dediqué a hacer el trabajo por el cual se supone que me pagan durante el resto de la semana y eventualmente iba por el despacho de Chicholo, sacaba dos etiquetas y me largaba a solucionar una incidencia. Eventualmente quiere decir una o dos veces al día 5 minutos. Hasta que sonaba el teléfono. Y con eso ya iba más quemado que la pipa de un indio.
    Porque mientras tanto, la peña se había liberado de sus ataduras. Si el programa de stock dice “No uses espacios ni los caracteres ‘?’,’&’,’%’,’?’,’!’ para indicar la ubicación”, da igual, porque la peña necesita poner “H 512?” en lugar de “H-512” y en el campo notas “COMPROBAR”. Demasiado complicado. Y hala, el tonto del Wardog a arreglar desperfectos. Si Wardog te dice que cuando imprimas las etiquetas de plástico no uses las bandejas inferiores de la impresora porque las etiquetas son de tan mala calidad que a la mínima que las retuerces se despegan y atascan todos los rodillos o acaban pegadas al fusor o al tambor, no le hagas caso. Al fin y al cabo, le pagan para desmontar máquinas. Y le encanta. Y por supuesto, pasad los pedidos a otro cliente, borrad albaranes, facturas, ¡borradlo todo, joder!
    Anda que no me costó meter en cintura a la peña de nuevo.
    Chicholo volvió y dejé de hacer un poco el panoli. Volví a mi ritmo de trabajo normal: atender gilipolleces y en los ratos libres a trabajar. Al fin un poco de calma. O eso creía.
    ¡Bimbambidubidubi!¡Bimbambidubidubi!
    -Puticlub Manoli…
    -¿Wardog?
    Anda, Lavane, la secre del jefe.
    -Dime, Lavane.
    -Que dice el Boss que tienes que pasar las tarifas de los proveedores al ordenador.
    Otra tocada de huevos.
    -Pues no, no la voy a pasar.
    Silencio al otro lado. Lo mismo se piensa que no sé que está con el manos libres puesto y que el Boss está ahí como un aguilucho. Se oye un graznido sofocado.
    -¿Y por qué no?- me dice Lavane.
    -Porque fue el propio Boss el que dijo una vez que pasar todas las tarifas de los proveedores al ordenador era una pérdida de tiempo, que se fuesen pasando conforme fuesen haciendo falta los artículos. Y como comprenderás, no voy yo a contravenir una orden de ese tipo del Boss.
    Otro momento de silencio. Se oye un gruñido y correr de una silla.
    -Venga, vale, Wardog.
    A veces mi excelente memoria para conservar datos inútiles me hace unos favores geniales. Ahora le tengo cabreado. Esperemos al contraataque.
    ¡Bimbambidubidubi!¡Bimbambidubidubi!
    -Sistemas…
    -Oye, Wardog, que dice el Boss que hay que hacer inventario en la tienda de Lostcity.
    -Pues vale. ¿Y qué tengo yo que ver en esto?
    -Que lo tienes que hacer tú.
    La risa se oyó en las Quimbambas. La gente de la zona levantó la mirada al cielo pensando si Dios se habría vuelto loco.
    -Aigs, que me da, que me da… – a este paso me cepillo el altavoz del manos libres ese. Oigo a Lavane revolverse nerviosa. El Boss debe estar poniendo su cara de “Colombo con retortijones”.
    -Wardog…que… dice Boss que lo tienes que hacer, que te vayas a Lostcity y que hagas el inventario desde allí.
    -Joé, que bueno… y dime, porque sabes que muchas veces Boss dice una cosa y se expresa como un zapato, con lo cual no le entendemos muy bien…
    -S-ss-sí…-la oigo decir temblorosa y me la imagino mirando avergonzada al Boss.
    -Lo que quiere es que yo me dedique a contar las cositas que hay en la tienda o que lo pase al ordenador.
    Se oye cómo tapa el micro del teléfono para preguntarle. Pero no disimules, mujer, si sabemos hasta los huevos que está ahí encaramado y con la cara roja de rabia.
    -Emmm… las dos cosas.
    En las Quimbambas levantaron la cabeza de nuevo al cielo y se llevaban un dedo a la sien.
    -Vale…jajaja…vale…a ver…aigs… que tengo que ir a hacer el inventario, y pasarlo al ordenador desde allí, ¿no es eso?
    -S-ssí… eso es…
    Los quimbambinenses ya pasan de mí…
    -Vale, vale, pues vale. Qué guay. O sea, que no hay más gente en toda esta empresa para hacer un inventario que el informático. Esto es la hostia. Dile que quién va a hacer mi trabajo.
    Se oye un murmullo, como una discusión y una orden.
    -Que dice el Boss que qué estás haciendo.
    -De todo un poco. Y cuando me aburro, programo.
    -Que qué programas.
    -Pues las modificaciones que me pidió para el TPV.
    -Que lo dejes y hagas el inventario.
    Malo. Eso es tocarme ya los cojones. Hasta ahora me estaba divirtiendo. Esto ya no es divertido.
    -A ver, ¿en serio quiere que el informático se vaya tres o cuatro días a contar mierda a una tienda y deje esto desatendido? Porq
    ue
    no está Ememontes, ni está Miniyo, ni Rubita y me estoy comiendo yo sus marrones.
    -Que sí, que te vayas para allá, instales el ordenador y desde allí pases el inventario para que pasado mañana empiecen a trabajar con el ordenador.
    -¿Qué coño está fumando este hombre?¿En un día se piensa que voy a poder hacer todo eso teniendo en cuenta que hay hora y media de viaje?¿Nos hemos vuelto locos?
    -Que dice que te quedes hasta las 3 de la mañana si es preciso.
    -Y una mierda. El inventario que lo hagan las que están allí y que lo pase Chicholo al ordenador. Cada uno que haga su trabajo.
    Clic.
    Que hinchazón de huevos, por $Deity.
    ¡Bimbambidubidubi!¡Bimbambidubidubi!¡Bimbambidubidubi!
    -Dígamelo si osa…
    -Errmm… ¿Wardog?
    -Pa servirle a $Deity y a vos, Lavane…
    -Que dice el Boss que tienes que entregarle todos los días un parte de trabajo con lo que estás haciendo.
    -Me parece de puta madre. A última hora se lo entrego.
    Clic. Hace tiempo que estaba esperando este momento. Llevo tiempo anotando toooodas las incidencias, todo lo que hago, incluso me hice un programa para logear todo con hora de inicio y de fin.
    A última hora le bajé el parte de trabajo, pero el Boss no estaba, así que se lo di a su secretaria.
    Al día siguiente le pregunté sobre el parecer del Boss antes un log tan elaborado.
    -Pues dice que es una pérdida de tiempo y un cachondeo, apuntarle “11:55:17, voy al servicio-12:02:34, vuelvo del servicio, operación efectuada con éxito” o esto otro de “13:24:16, recibir pedido de tóner-13:26:34, desembalar, colocar y comprobar el pedido”.
    -¿No quería saber lo que hago?Pues ahí lo tiene, con todo lujo de detalles.
    -¡Ah!y ha dicho que te vayas mañana a poner el ordenador de Lostcity en marcha y que pases el inventario desde allí.
    Vaaaaaya vaya vaya. Así que estas tenemos, ¿eh? Un ataque en la sombra y con orden fulminante. Muy bien. Juguemos.
    -Vale, no hay problema. Mañana cojo el coche, lo lleno de trastos y me voy a Lostcity a poner el pc y a pasar el inventario. Me imagino que ya habrán empezado, ¿no?
    -¡Uy! ¡Si casi están terminando!
    Y los reyes magos me traerán regalos en enero, y al Boss el ratoncito perez le va a dejar un pagaré a 30, 60 y 90 días. No le van a saltar dientes…
    Subí a mi despacho a preparar el contraataque. Sencillo y mortal. Y muy divertido. Un simple fichero bat en el servidornt que para los servicios de carpetas compartidas, inicios de sesión, intranet y deja vivo tan sólo el de bases de datos. Se le da permisos de administrador y se programa para el día siguiente a las once y media de la mañana. Recojo trastos y me voy a mi casa. Yo iré a hacer el panoli, pero tú vas a perder mucho dinero. Por mis cojones.
    Al día siguiente, llegué prontito a la oficina. Metí el ordenador en el coche, desenchufé la disquetera del servidor por si alguien iba a grabar una remesa del banco o un 349, cambio el número de licencias de acceso al SCO, cojo pasta y me voy. Sin superar en ningún momento los límites de velocidad establecidos, por absurdos que me parezcan. Yo no soy quien para cuestionarlos en según qué momentos.
    Eran las diez y cuarto de la mañana. Media hora más tarde comenzó a sonar la melodía de Metal Gear Solid. Mi teléfono. “Algodonal”, leí en pantalla”. Descuelgo y le doy al manos libres.
    -¿Si?- digo con toda la inocencia de que soy capaz.
    -Hola Wardog, soy Fica, mira, que tengo un probleeema. Iba al servidor a sacar una remesa para el banco y no me funciona la disquetera.
    ¡Round one!
    -Pffff… pues yo voy para Lostcity, te vas a tener que esperar al lunes.
    -Madre míaaaa… bueno, bueno, a ver si lo puedo arreglar para poder enviarlo el lunes…
    -Ya lo siento, ya…
    -Venga, gracias, hasta luego.
    ¡Weeeeee are the chaaaampionsss!¡Weeeeee are the chaaaampionsss!
    Miro la hora. 10:35. Me muero de impaciencia.
    Dos minutos más tarde, vuelve a interpretarse la bella melodía de MGS. Algodonal de nuevo.
    -¿Sí?
    -Holamayoral¿pordondebullesquetevassindecirna?
    -Es que ya no te quiero como antes, tontina.
    -Quenopuedoentrar.
    -La puerta se abre para el otro lado.
    -Nosiyodigoalprogramadealbaranes.
    -Qué raro…
    -Meponeuserlimitexceeded.
    -Eso es que hay demasiada gente conectada. Diles que cierren sesiones para que puedas entrar.
    Lo van a flipar. 20 licencias para 40 usuarios. Divertidísimo.
    -¡ValetigrequediostelopagueconunbuenRAAACA!
    Esto se pone calentito. 10:37. Voy a tomarme un café en ese bar…
    A las once y media seguía de camino. Es la hora.
    11:32. Suena MGS otra vez. Qué delicia de canción. Da gusto.
    -¿Si?
    -Oyesh, Wlardlog, que no puedlo ver los prlecios en el prloglama eshte tluyo.
    ¡Cojonudo!¡Ya ha caído la intranet!
    -Pues ya es mala suerte, pero yo voy en el coche para Lostcity y no te puedo ayudar.
    Un camión me adelanta y el conductor me mira raro.
    -Esh que yo ashí no puedo trabajlar. ¡No she que preclios poner!
    -Pues mira, yo tengo todo el día ocupado ya en Lostcity. Que me llame Miniyo y le digo los pasos que tiene que seguir para ver si lo podemos arreglar.
    -¿Miniyo?
    -¡Uy que tonto! ¡Si está de vacaciones!- ¡¡Mwaaaaahahahahahaaaaa!!- Pues que me llame Chicholo que ese entiende de informática.
    -Jolde,jolder, con la de trabajo que tengo, hoshtiash.
    -Más me duele a mí…
    Funciona, funciona.
    Vuelve a sonar el móvil. Lavane.
    -Oye Wardog, que no puedo entrar a mis ficheros ni al programa de gestión.
    -Joder, qué raro, me acaba de decir Pollamboca que ella no puede acceder a la intranet… Mira, que me llame Chicholo y lo vemos.
    -Vale.
    Vuelve a sonar el teléfono.
    -¡Oyemayoral!¡Quenopuedoverloscodigospostales! ¡Nilosbultosfacturados!¡Noveonada!
    -La pantalla está justo detrás de tí.
    -¿Eh?Quenoqueno, ¡quenofuncionanadamayoral!
    -Ea, pues que me llame Chicholo y lo intentamos solucionar.
    -ValeValeValeVale…
    Vuelve a sonar el telefono.
    -Soy Chicholo. ¿Qué coño pasa tío, que me está llamando todo cristo para que arregle no se que?
    -Que por lo visto se ha caído el servidor. Hazle un ping a la 128 a ver si responde.
    -Responde.
    -Pues red tiene. Mira a ver los servicios de internet.
    -¿Donde se mira eso?
    Se lo explico.
    -Aham. Pone detenido. Ea, pues actívalo.
    -Ya está. Ah no. Se ha vuelto a parar.
    ¡Mwaaaahahahahahaaaa! El bat para los servicios cada minuto. Ya había previsto esto.
    -Pues entonces prueba a reiniciar el equipo y me llamas cuando esté en marcha.
    -Valep.
    Diez minutos después, me llama de nuevo. Que sigue sin funcionar. Esto es cojonudo.
    -Pues chico, ya no sé qué más decirte sin ver yo personalmente el estado del servidor.
    -Pues de puta madre. Si es bueno que pasen estas cosas, así te dejan hacer tu trabajo.
    -¿Verdad que sí?
    Suena el teléfono de nuevo. Lavane.
    -Oye, que los PDAs del almacén no pueden trabajar, les da un error.
    -Normal. La intranet se ha caído y los PDAs funcionan con ASP, vamos, que dependen de la intranet.
    -Pues están sin trabajar. Están sin hacer nada.
    Da gusto cuando la gente llega a depender tanto de la tecnología. Me hace sentir bien. Y me hace sentir bien porque pediré un aumento de sueldo. Que pa chulo yo.
    -Bueno, mira, yo estoy llegando a Lostcity, cuando llegue, me conecto al servidor y trato de arreglarlo.
    -Venga, vale, ¡pero date prisa que estamos todos parados!
    -De acuerdo.
    De acuerdo los cojones. Me lo estoy pasando pipa. Y sí, me voy a conectar a la red de la empresa, pero a ese servidor no voy a poder acceder, todos los servicios de inicio de sesión están parados. Incluso los del VNC. Nadie puede entrar en ese servidor como no sea con el teclado y el ratón que tiene enchufados.
    Pero aún me quedaba una sorpresa.
    Llego a la tienda de Lostcity, descargo el coche y lo llevo a

    l parking. Las doce de la mañana. Monto el equipo, el router, impresora, enciendo y ¡hala! ¡No me sincroniza la ADSL! ¡Que guapo!
    Llamemos a Trolafónica.
    -Oiga, que no tengo ADSL.
    -Dígame el número de teléfono asociado…
    -El número de teléfono asociado.
    -Ok. Pues en ese teléfono no hay ninguna línea ADSL.
    -¿Qué?
    -Que no hay ninguna línea ADSL, señor.
    -Imposible. Imposible del todo.
    -Es lo que me figura aquí, señor. No hay línea ADSL asociada a ese número.
    Joder…
    -Vale, muchas gracias…
    Llamo al departamento de desatención al cliente.
    -Oiga, que me dicen que no tengo ADSL en el número de teléfono asociado.
    -Dígame el número asociado.
    Se lo digo otra vez.
    -Pues no hay ADSL… pero… un momento…
    Ayayayay…
    -Desde marzo.
    -¿Desde marzo?
    -Sí, en marzo lo dieron de baja.
    -¡Quién!
    -No conozco ese dato, señor, lo mejor será que llame a su comercial.
    -Gracias, gracias…
    Llamo al comercial.
    -Oye, machote, ¿quién cojones ha dado de baja la línea ADSL de Lostcity?
    -Tu jefe.
    ¿Os acordais de los de las Quimbambas?Todos con sonotone andan ya.
    -Aigs… No jodas, tío.
    -Sip. En marzo fui a haceros una visita y dio de baja la línea.
    -Vale, vale, muchas gracias,machote.
    Llamo al algodonal. Con Lavane, por favor.
    -Oye, Lavane, que aquí no hay línea.-Nunca pensé que esas palabras produjesen tanto regocijo-no puedo entrar al servidor.
    Oigo cómo pone el manos libres, un leve eco en el auricular.
    -¿Y eso?¿Cómo que no hay línea?
    -Porque el Boss la dio de baja sin consultarme y por supuesto sin avisarme de que la había cancelado.
    Silecio. Denso silencio. Se oye un murmullo.
    -¿Y con tu portátil no puedes acceder?
    -Te estoy diciendo que no hay línea. No hay internet. No-me-puedo-yo-de-conectar-a-ningun-sitio, joder.
    Podría haberlo hecho con el móvil, pero no me sale de los cojones.
    -Bueno, pues…entonces…
    -Voy a ir adelantando yo con el inventario si eso, que es a lo que he venido. Mañana cuando llegue ya lo arreglaré.
    -Ermmm…-silencio. Se oye un resoplido.-Esto…
    -Hasta luego, que me voy a subir para arriba a contar el almacén.
    Clic. Enchufo los cascos al movil y pongo Ectasy of Gold de Metallica. Y me subo al almacén con un cuaderno, un boli y voy contando toallas mientras dirijo la orquesta.
    Tres minutos después, me llaman del algodonal cien veces más.
    -¡No puedo acceder al programa de personal!
    -¡No puedo enviar email! -Este era Misifú, no tiene nada que ver con lo que está pasando pero este tío es capaz de generarse él solito los problemas.
    -¡No puedo encargar muestras!
    -¡No puedo ver a quién hemos vendido esto!
    -¡No puedo abrir las tarifas!
    Si alguien hubiese visto mi sonrisa me hubiese tomado por loco. Los de las quimbambas y no me oyen, los pobres.
    De todas formas, están aguantando como campeones. Aún no se han rendido. Se ve que el Boss está manteniendo sus tropas en el campo de batalla con aquello tan socorrido de “esto se hace porque yo lo mando y esta es mi casa y se hace lo que yo digo”. A ver quién aguanta más.
    A las dos y media de la tarde, me vuelve a llamar la secretaria del jefe.
    -Oye, Wardog, ¿no le puedes decir a Chicholo lo que tiene que hacer y que arregle esto? ¡Que no puede trabajar nadie!
    -Ya lo hemos intentado. No sé qué coño le pasa al ordenador. Si por teléfono tengo que decirle en todos los sitios donde puede estar el problema, me puedo tirar todo el día, y así no hago nada ni aquí ni allí.
    -Pues espera un momento….
    Silencio, está consultando al general. Casi se oye el gruñido de derrota.
    -Pues vente para acá.
    -En cuanto coma, que tengo mas hambre que el perro de un ciego, voy para allá.
    Otro resoplido al otro lado de la línea.
    -Venga, vale, no tardes.
    ¡¡¡La victoria es miaaaa!!! ¡One man army won! ¡Rambo, aprende, mariquita! Ha sido duro, pero la victoria es mía.
    Terminé de comer a las 3:45, y no por mala hostia, es que como muy despacio.
    Cuando llegué al algodonal el panorama era digno de fotografiar. Todo el mundo por los pasillos, con cafés, gente fuera fumando y casi me hacen la ola cuando entré por la puerta repitiéndome todos los problemas que padecían. El Boss había abandonado el campo de batalla. Cobarde, asume la derrota.
    Subí, descativé la programación de la criatura, restablecí los servicios y hala, ¡todo el mundo a trabajar! Si es que no se os puede dejar solos… Puse el número correcto de licencias de SCO, conecté la disquetera y me saqué un café.
    Desde entonces, el Boss evita hablarme, y cuando lo hace, es siempre con educación, sin levantar la voz, sin pedirme nada que no sea parte de mi trabajo. Suave como una pluma de ganso.
    Mi padre me dice que no me piense que el Boss no sabe que la que se armó la monté yo.
    Pero me da igual. Lo prefiero. Sin romper nada he provocado el caos. Ha sido un calentón, un cabreíllo. El día que me cabree de verdad, lo tengo que ver barriendo calles.

    40 Comentarios esperando que les lleves la contraria. Plantar un comentario.

    1. Jajaja GENIAL. Patton era un aficionado a tu lado. Solo puedo aplaudirte y reconocerte el merito, los tienes bien puestos.

      Comentario by Juasser — 6 octubre, 2006 @ 12:06


    2. Tremendo Wardog… Cuantas veces me han faltado cojones para montar algo parecido.
      Lo dicho.. Muy Grande.

      Comentario by Anonymous — 6 octubre, 2006 @ 12:31


    3. Viva ¡¡¡¡ se escribe con v de victoria.

      Diria que el boss no sabe que fuiste tu. Pero tendrias que haber programado el payload para que se ejecutase más tarde, creo yo.

      Comentario by jack — 6 octubre, 2006 @ 12:40


    4. Con dos cojones. 🙂

      Comentario by Zuviëh — 6 octubre, 2006 @ 12:47


    5. Gracias, gracias, muy amables. Por cierto, Jack, ¿para qué el payload más tarde? Lo hice así para que me pillase en el coche, así no pueden desconfiar de mí, puesto que no he podido hacerlo desde ningún sitio, y la idea era que estuviesen parados el tiempo más largo posible 😛 Eres un perfeccionista.

      Comentario by Wardog — 6 octubre, 2006 @ 13:03


    6. jajajaja buenísimo! eres mi ídolo! xD

      Comentario by fumao — 6 octubre, 2006 @ 13:19


    7. ¿Qué talla de pantalones usas para que te quepan los cojones?

      Comentario by El Tipo de la Brocha — 6 octubre, 2006 @ 13:42


    8. Humm, muy ingenuo serías (y no te tengo por ello) si pensases que tu jefe no sabe que has sido tu el que ha provocado el desastre.

      A partir de ahora desconfía de todo aquel que se interese por lo que haces y como lo haces.

      Probably, Boss strikes back! , otra cosa es que sea capaz de causar pupita 🙂

      Comentario by dark — 6 octubre, 2006 @ 13:57


    9. jojojo plasplasplas peor que un terremoto

      No hay nada como sentir el poder absoluto eh? 😉

      Comentario by Guillermo — 6 octubre, 2006 @ 15:06


    10. Dark, estoy bien seguro de que sabe que lo orquesté yo. Y si no lo sabe, debería. Pese a lo que pueda parecer, yo respeto a este hombre, no es malo ni nada por el estilo. Es sólo que no es capaz de diferenciar quién está en su barco y quien no. Yo soy un currante, me gusta hacer bien mi trabajo y disfruto haciéndolo. Ahora, si me vas a poner trabas, a putearme como me estaba puteando, posiblemente con el objetivo de que yo abandonase la empresa por no sé qué motivo, creo que está más que justificada mi acción. Defiendo mi puesto de trabajo y de paso te demuestro que no soy indispensable, pero puedo hacer mucho daño si no me respetas. Y sí, siempre estoy vigilante, nunca se sabe quien porta el cuchillo.

      Guille, esto no es poder absoluto. Es el poder de proletario. Lo ideal sería que cada uno, en su parcela, pudiese hacer algo parecido.

      Ah, y yo gasto una 32, flaquito soy.

      Comentario by Wardog — 6 octubre, 2006 @ 16:37


    11. De vez en cuando hay que recordarles que estás ahí porque tienes tu labor y no para hacer cualquier cosa que se les ponga. E incluso a veces no hay que montar el caos, sino que basta con dejar de hacer lo que no era estrictamente tu tarea…

      Comentario by Deyector — 6 octubre, 2006 @ 20:34


    12. Qué cabrón xDDDDD

      Es que tu jefe muy listo no es, nunca se puede cabrear al que arregla las cosas, ni aunque sea el último mono…

      La otra versión es la que cuenta Deye, ponerse en plan “corporativo”.

      ¿Instalar ésto? No, no es corporativo, que nos mande un correo tu jefe…
      ¿Ese servidor? No, según las dedicaciones no es cosa mía, es de usuarios avanzados… ¿que a estas horas no están? Vaya, pues tendrán que revisar los horarios…

      Aunque reconozcámoslo, lo tuyo tiene más gracia.

      Comentario by on — 7 octubre, 2006 @ 02:52


    13. No entiendo mucho de informática, pero 10 años en el medio y un novio informático en el infierno me han enseñado que lo que tu has hecho ha sido maaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaalo …..

      Que diver, queremos ootraa ootrraa oootraaaa

      Comentario by Peppermint — 7 octubre, 2006 @ 10:00


    14. “Me encanta el olor a napalm por la mañana, es olor a … VICTORIA”

      Con 2 cojones caballero ha sido una accion defensiva organizada, eficiente y militar digna de los libros de Estrategia Militar. El resto de BOfH deberiamos tomar nota de estas acciones y llevarlas a cabo alguna vez para “marcar el territorio” y dejar claro lo necesarios que podemos llegar a ser …

      Let’s Rock y salu2 desde el CPD

      Comentario by Anonymous — 7 octubre, 2006 @ 14:16


    15. Esta prohibido conducir y hablar por el movil >.< ' xDD Que maestro, que idolo… cuando sea grande quiero ser como tu y tenerlos asi de gigantes que como te descuides chafas el coche ^^

      Comentario by someone — 7 octubre, 2006 @ 21:11


    16. Si es que con jefes tan cabroncetes…
      Ole tus webos, y haz la putadita un par de veces al mes para que no se piense que fue aposta. Y si quieres un aumento, que sean 4 veces al mes XDDDD

      Comentario by Ciudadano Perez — 7 octubre, 2006 @ 22:25


    17. Solo tres palabras… ¡Con dos cojones! Me lo apunto como ejemplo por que… ya veremos ya.

      Comentario by terminus — 8 octubre, 2006 @ 20:34


    18. Me quito el sombrero, una acción digna de un BOFH.

      Comentario by Ronin, Er Padawan — 9 octubre, 2006 @ 08:47


    19. Me ha parecido cojonudo… ¿poco ético? En absoluto, hay veces que la letra con sangre entra y me pregunto como el boss es boss si no sabe coordinar y tener content@s a sus trabajadores.

      En este país gran parte de los jefes son totalmente incompetentes… hay veces que hay que enseñarles por la vía dura (una vez agotadas las diplomáticas claro).

      Comentario by ElPasmo — 9 octubre, 2006 @ 08:51


    20. jajaja, muy buena si señor, ajajaja se lo merecen x hacernos currar en lo q no nos compete a los informaticos!! salu2 ;

      Comentario by Tranceman — 9 octubre, 2006 @ 10:12


    21. Tremendo…. dolor…. mucho dolor…. XDDDD

      Comentario by Anonymous — 7 noviembre, 2006 @ 19:16


    22. Yo he vivido cosas de esas pero a menor escala. Aunque he de reconocer que tus “técnicas” son más sofisticadas que las mías (y menos destructivas)…

      Que risa madre… 😀

      Comentario by Cyber — 11 enero, 2007 @ 00:09


    23. Dios….. que elegante….. :_)
      No tengo más palabras para describirlo

      Comentario by Aitor — 17 febrero, 2007 @ 11:32


    24. Hola Wardog!!
      realmente eres mi ídolo, y me gustaría estar algún día a tu nivel. Yo también trabajo como administrador de sistemas, o al menos, eso pretendo. Estoy recien salido de la facul y todavía me queda mucho que aprender, tanto en informática como en saber tratar a mis usuarios.

      Llevo algún tiempo leyendo tus hazañas y nunca antes había comentado, pero ésta me ha llegado al alma.

      Sigue así. Gracias por tu blog

      Comentario by Anonymous — 13 marzo, 2007 @ 00:14


    25. jejejeje! Enhorabuena macho! Q narices has tenido!

      Si tu jefe no se entero de que todo lo montaste tú, es porque está claro de que no tiene ni idea!xD!

      A ver si de una vez por todas reconocen que los informaticos movemos el mundo!!!!!
      TENEMOS EL PODER!!!xDDDD

      Comentario by Xandra — 20 junio, 2007 @ 21:20


    26. Que webos tienes carnal, me cae. Que pinches webotes; te felicito Cabrón – Saludos desde México

      Comentario by incognia — 2 agosto, 2007 @ 01:53


    27. dios mio que grande eres wardog, de mayor quiero ser como tu.

      🙂

      Comentario by Ignacio Vidal — 22 noviembre, 2007 @ 13:50


    28. Pero qué buenas líneas pusiste!! por Dios que de ganas, más de la mitad desearíamos poder tener momentos como esos para poner en cínta a los jefes.
      Mis felicitaciones y aplausos Wardog

      De paso, aviso que te pongo de blog roll en mi site. Saludos!

      Comentario by Kirish — 12 mayo, 2008 @ 02:21


    29. Diosss eres mi héroe!! jajajaja
      Te descubrí ayer en meneame y no he podido parar de leer todos tus historias, que son flipantes!

      X cierto ahora estoy en prácticas de ASI (Administración de Sistemas Informáticos) y la verdad que de mayor me gustaría ser como tu. 😛

      Un saludo!!

      Comentario by Xeron — 16 mayo, 2008 @ 15:26


    30. Grande!

      Pero siendo yo el jefe contrataba otro informático para que os controlarais mutuamente y que no os creyerais indispensables.Sip,otro sueldo,pero se evitarían ultimatums como este.

      Comentario by J. Keel — 18 mayo, 2008 @ 00:18


    31. tio, llevo leyendo tu blog desde ayer k me lo enseño un amigo, y estoy descojonandome cada dia mas con tus hazañas, te kiero tio!!!! xDDDDD
      con esta entrada has ascendido a mi panteon personal de dioses.

      Comentario by Uriei — 28 marzo, 2009 @ 23:21


    32. pero… en el panteon no estas los muertos?
      ey wardog! uriei te dijo q sos un muerto!

      Comentario by EzE Argentina — 30 marzo, 2009 @ 13:26


    33. te empecé a leer hace poco, y según iba leyendo creí necesario empezar desde el principio, y tio, tengo que dcirte que estás hecho un mamonazo! qué arte tienes tio, lo que me he reído con esta entrada sólo lo saben mis vecinos.
      un abrazo de un luser de sevilla que también dirige a la orquesta de san francisco

      Comentario by Ktulu — 20 septiembre, 2009 @ 12:43


    34. en 10 años no he visto un post mejor que este en toda la inmensidad de internet.

      Comentario by Javi — 3 octubre, 2009 @ 22:02


    35. Te encontre en meneame, y decidí leerte desde el principio y debo decirte que este post me llegó en el alma y me hizo llorar…

      ERES GRANDE WARDOG!!!!

      Comentario by JohnC — 28 enero, 2010 @ 20:14


    36. ole ole y ole, que grande eres!
      Me estoy pensando hacerme de sistemas para ser como tu, que poder XD
      Con el puesto de QA como mucho puteas a desarrollo, es divertido al inicio, pero luego pasan de tu culo…

      Comentario by mithardit — 23 abril, 2010 @ 07:44


    37. Tu jefe claro que supo a quién debía los caramelos… eso aumenta la efectividad.

      Bueno, dicen que en el amor y en la guerra todo vale, y obviamente esto ya era la War(dog).

      Aunque en realidad, y habiendo leído todo el blog hasta aquí, estoy bastante convencido de que no hacía ninguna falta recurrir al “juego sucio” para conseguir un efecto muy similar.

      Como decía alguien por arriba a tus lusers basta con dejarlos solos un ratico para que monten la tercera guerra mundial o como mínimo dejen sin conexión a toda la península y parte de las islas de los alrededores.

      Claro que esto ha sido asegurar la jugada.

      Creo que me gusta tanto lo que cuentas porque me recuerda EXAGERADAMENTE los más de 10 años que pasé en una empresa que curiosamente se llamaba casi igual que Killminds. Parece mentira que en empresas de sectores tan distintos y haciendo trabajos muy distinto del tuyo… las experiencias hayan sido tan similares. Aunque también reconozco que yo tardé varios años en saber/lograr lidiar con mis lusers más o menos como tú con los tuyos

      Comentario by Rob — 5 junio, 2010 @ 23:27


    38. Y respecto a lo que decías: “posiblemente con el objetivo de que yo abandonase la empresa por no sé qué motivo”…
      el motivo está bastante claro: no soporta estar rodeado de gente más eficiente/eficaz-o-como-lo-quieras-llamar que él. No soporta no tener el control, y su “intento” era simplemente para confirmar que tenía el control también sobre ese bicho raro que parece indispensable, del que todo el mundo (pero TODO) habla con odio-admiración mucho más incluso que de él mismo, del que no consigue entender bien su trabajo pero del que no puede prescindir…
      Lo raro es que no haya hecho ya lo que decían arriba de ponerte un “alter-ego” (pero MUCHO más manejable que tú) al lado para controlaros mutuamente (bueno, básicamente para manejarlo a él y poder así tenerte a ti controlado). Lo hacía más “hábil” (por no decir “retorcido”) en este sentido.
      Y en general basta con ver cómo funcionan en general (bueno, cómo NO funcionan en genera) los distintos departamentos de Killmind para entender cómo rula el Boss. El lo hace funcionar todo con el menor nivel de competencia posible, así el imprescindible es él, no los currantibus vulgaris. Tú fuiste un error probablemente involuntario y lo ha descubierto tarde… está atrapado. No lo está definitiva e inevitablemente, es obvio que nadie es imprescindible, pero yo sé bien lo cerca de ser imprescindible que uno puede llegar a ser, aunque la modestia (seguramente mal entendida) nos impida decir de nosotros mismos que lo somos al 100% hay que reconocer que a veces lo somos al 90%, o incluso al 99% (o al 99.99%).
      Bueno, siento el ladrillo, estoy algo cansado y yo lo acuso enladrillando al personal en esos casos. Pero es que los “recuerdos” son tantos que no lo he podido evitar.
      Si alguna vez vienes por la costa levantina mándame un correo que me gustaría conocerte a ver si podemos contarnos alguna batallita de tú a tú (y a tu chuchi y a la mía también las podemos poner a dormir y echarnos unas risas).

      Comentario by Rob — 5 junio, 2010 @ 23:40


    39. […] en General http://mundowdg.com/blog/?p=66 0.000000 0.000000 « Sucede en todas partes La guerra para ganar dinero […]

      Pingback by Que será esto? « Lo que lee la Gente Brava — 24 agosto, 2010 @ 05:52


    40. jajajajajjaa…
      Estoy leyendo los primeros de tu blog y este ya me mató de la risa…
      Buenisimo!
      Saludos desde Paraguay!

      Comentario by Calca — 6 julio, 2014 @ 18:49


    RSS de los comentarios | TrackBack URL

    Leave a comment

    • No te lo vas a creer, pero hay páginas web que usan cookies. Ésta es una de ellas. Si continúas perdiendo el tiempo aquí, asumiremos que aceptas nuestros malignos ficheros de texto.
    • Vale.
    • Paso.
    • Quiero más información,